Representantes del mundo empresarial y laboral apuntaron este jueves en Buenos Aires que existe una «falta de capacitación» de los jóvenes latinoamericanos para los empleos que se ofrecen en la región, por lo que las oportunidades laborales están «mal distribuidas».

Así lo afirmaron la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el director ejecutivo de la Cámara de Empresas Privadas de Costa Rica, Fabio Isaac Masis, entre otros participantes del debate sobre el futuro del empleo paralelo a la reunión de cooperación Sur-Sur impulsada por la ONU, que se celebra estos días en la capital argentina.

«Hay un enorme desempleo juvenil y hay trabajos que no encuentran trabajadores. América Latina tiene uno de los indicadores más altos de problemas de la empresa privada para encontrar los trabajadores que necesitan para las habilidades que requieren», manifestó la secretaria general iberoamericana.

Grynspan se alejó de la línea «alarmista» que vislumbra un futuro sin empleo y apuntó a un «desajuste de las habilidades respecto al mercado laboral» para explicar la coyuntura actual.

Del mismo modo, criticó que las instituciones laborales sigan basándose en un trabajador que está «toda la vida en un mismo empleo», lo cual ha creado una «gran asimetría de derechos para los jóvenes, quienes trabajan por contratos temporales o por proyecto».

Fabio Isaac Masis también se expresó en esta línea al considerar que existe una «falta de capacitación para los jóvenes», y también para los trabajadores más mayores por el rápido avance de la tecnología y los nuevos sectores en alza.

En este sentido, la joven ingeniera Victoria Alonsoperez detalló que, ante la gran cantidad de empleos que serán reemplazados por Inteligencia Artificial, los trabajos con la creatividad como «factor diferencial» y los ligados a la computación cuántica, la nanotecnología, la biotecnología o incluso la exploración espacial ofrecen «muchísimas oportunidades».

La «efectiva» inserción de las mujeres en este tipo de áreas fue otro de los temas que surgieron a debate.

«En Costa Rica, por ejemplo, por cada siete hombres que estudian una ingeniería, hay una mujer, y eso hay que cambiarlo», detalló el director ejecutivo de la Cámara de Empresas Privadas de Costa Rica.

Otro de los campos que, según la secretaria iberoamericana, ofrecen nuevas oportunidades laborales por su expansión es el de los llamados «empleos verdes».

«Los estudios muestran que por cada empleo que perdemos por la transición ecológica, pueden surgir cuatro en su lugar», declaró Grynspan.

La máxima responsable de la Secretaría General de Iberoamérica también apeló a los sindicatos a dar un «paso adelante» para incorporar a los trabajadores informales y a los autónomos, y opinó que «el sur debe liderar ese esfuerzo, porque es en el sur donde se concentra la mayoría de los que no se pueden defender individualmente».

DEJA UNA RESPUESTA