El líder del PP vasco pide a Pablo Casado a que no se alinee con quienes “chillan mucho” desde la derecha porque “nos van a ganar a chillidos”

En Euskadi, en menos de un año hay elecciones y en el PP que lidera Alfonso Alonso saben que un clima de fractura extrema entre izquierdas y derechas no les beneficiará. El presidente del partido en el País Vasco ha vuelto a elevar el tono de puertas adentro para reclamar moderación a su presidente.

Alonso urge a Pablo Casado a que no se sitúe en un extremo del tablero compartido con quienes “chillan mucho” desde la derecha porque “nos van a ganar a chillidos” y le pide que apueste por imponerse a través de la “sensatez”.

Alonso ya fue la primera voz en el PP que se alzó hace meses contra la senda de mimetización con Vox que inició el partido bajo el liderazgo de Casado y apeló a la necesidad de recuperar el centro y la moderación. El cambio de tono que el partido aplicó meses más tarde, con la repetición electoral del 10 de noviembre, dio mejores resultados. Pero para Alonso no ha sido suficiente, el viraje del PP debe ser aún mayor y teme que lejos de confirmarse, vuelva a la senda de los extremos.

Alonso considera que es urgente hacer del PP “el partido de la tercera España”, una alternativa entre la extrema derecha y la extrema izquierda y que sitúe valores como la moderación y la convivencia “y no la bronca” como apuesta política.

El presidente del PP vasco ha reclamado a Casado valentía y dureza en sus denuncias contra la política del Gobierno pero teniendo siempre claro que el objetivo último del PP debe ser presentarse como una “alternativa” centrada para los españoles.