Un total de 540.342 ciudadanos en calidad de miembros titulares o suplentes están citados a las 08:00 horas de este domingo para formar parte de las 60.038 mesas de los comicios generales del 28A, que deben quedar constituidas para poder comenzar una hora más tarde la jornada electoral.

Los 180.114 miembros titulares y los 360.228 suplentes acuden a los colegios electorales a los ocho de la mañana con una doble función: constituir las mesas electorales y comprobar el material y la documentación correspondiente para el desarrollo de la votación.

Se elegirán 350 diputados y 208 senadores entre las 582 candidaturas que compiten para tener representación en el Congreso y las 604 que lo van a intentar en el Senado.

Las actas de constitución de las mesas deberán ser cumplimentadas media hora antes de que, a las 09.00, abran los 23.196 colegios electorales habilitados para la ocasión, que cerrarán sus puertas a las 20.00 horas (a las 21.00 hora peninsular en Canarias).

Si la votación se llega a interrumpir, el horario de la misma deberá prorrogarse durante tanto tiempo como hubiese durado la interrupción.

Cada mesa está formada por un presidente y dos vocales, designados por sorteo público y hay dos suplentes por cada uno de los miembros de la mesa electoral.

Los cargos de presidente y vocal de las mesas electorales son obligatorios, de manera que se considera delito electoral que las personas que han sido designadas para integrar las mesas no se presenten el día de las elecciones para cumplir con este deber.

Según la normativa electoral, los presidentes, vocales y suplentes que dejen de concurrir a desempeñar sus funciones, las abandonen sin causa legítima o incumplan sin causa justificada las obligaciones de excuso o aviso previo incurrirán en pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses.

Los miembros de las mesas electorales cobrarán una dieta de 65 euros.

Su labor es la de controlar la votación y también contar los votos ayudados, si lo precisan, por interventores y apoderados, según recordó ayer la subsecretaria de Estado de Interior, Isabel Goicoechea, que consideró el trabajo de los integrantes de las mesas de la «máxima importancia».

Estarán junto a 25.000 representantes de la administración encargados de trasladar el resultado de cada mesa al centro de datos, gracias a más de 22.000 dispositivos móviles configurados para tal fin.

Un trabajo que se une al de casi 2.000 miembros de 354 juntas electorales, entre ellas la Central, 50 provinciales y 303 de zona.

En total hay 60.038 mesas en 23.196 colegios electorales, que cuentan con 58.000 cabinas de votación, 212.000 urnas, 375 millones de papeletas y 67 millones de sobres.

Como en anteriores votaciones, los sobres para el Congreso son blancos y sepias, para el Senado, que deberán ser depositados en sendas urnas.

Hoy pueden votar 34.799.999 residentes en España, así como 2.093.977 residentes en el extranjero. De todos ellos 1.157.196 son jóvenes que pueden ejercer este derecho por primera vez.

Fuente