«Los votantes que se han ido no son votantes de ultraderecha, sin perjuicio de que sí comparto con el presidente (Pablo Casado) que tiene planteamientos muy radicales y extremistas como partido político», ha expresado ante la prensa desde Madrid Río, donde ha pedido «diferenciar al partido político de Vox de los votantes del PP que se han ido a Vox».

Considera Martínez-Almeida que estos votantes «se fueron porque no encontraron algo que estaban buscando en el PP», y que sí habían encontrado «muchos años» porque les votaron. Así, apuesta por «volver a conectar con esa inmensa mayoría de votantes de Vox que no son ultraderechistas, y su casa es el PP».

En esta línea, el candidato ‘popular’, «desde la humildad y autocrítica», se ha propuesto «recuperar» a estos votantes. «No voy a mirar de aquí al 26 de mayo ni a izquierda ni a derecha, solo voy a mirar a los madrileños, y a esa mayoría de centro derecha fundamental para que frente a los impuestos que quiere subir Sánchez les podamos devolver 466 millones en bajada de presión fiscal», ha explicado.

«PERIODO DE REFLEXIÓN»

Además Almeida ha sugerido a las «fuerzas de centro derecha» mantenerse en «un periodo de reflexión», ya que «por mucho que algunos presuman de resultados electorales, es obvio que no se ha podido conseguir esa mayoría».

«Todos podemos estar en qué aciertos hay, y no volver a cometer esos errores en el centro derecha, ya que no puede ser que siendo más, gobierne la izquierda, no puede ser que eso no cristalice en un gobierno de centro derecha liberal. No puede ser que siendo más no gobernemos la ciudad de Madrid», ha lamentado.

Este periodo de «reflexión y autocrítica» servirá para examinar «cuáles han sido los errores que se han podido cometer». Si bien, Almeida ha recordado que han pasado «72 horas de las generales, y no conviene hacer reflexiones apresuradas».

Fuente