Tras más de una semana del temporal Filomena la basura y el hielo continúan paralizando Madrid. Una catastrófica gestión que señala a sus líderes políticos. El Ayuntamiento esperaba que a inicios esta semana, ocho días después de la gran tormenta, la normalidad volviese «al 90 o al 95%» a Madrid, donde todavía hay toneladas de basura en sus calles, calles anegadas, los parques cerrados y la vuelta al colegio retrasada.

El mensaje que venden está más que claro. Hablan desde el consistorio de «catástrofe» y «tsunami». «Aquí no ha habido una nevada, ha habido una catástrofe que se ha materializado en este tsunami de nieve. Una catástrofe que ha afectado a muchas de las zonas que tardaran tiempo en recuperarse», afirmó el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, la semana pasada.

Madrid, zona catastrófica

Almeida ha aseverado este lunes que confía en que el Consejo de Ministros apruebe la declaración de la capital de España como zona afectada gravemente por una emergencia (antes denominada zona catastrófica) porque «el Gobierno es consciente de que se dan los requisitos».

«Confío en que mañana el Consejo de Ministros lo apruebe, no porque tenga información, sino porque se dan los requisitos. Aquí ya ha pasado un tiempo, y creo que el gobierno es consciente de que se dan los requisitos», ha manifestado en una entrevista en Telemadrid.

Sobre el informe preliminar elaborado por el Consistorio, en el que fija en 1.398 millones de euros las pérdidas por los daños del temporal, ha defendido que la suspensión del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) «afecta la presupuesto y supone un daño».

almeida catastrófica

Personas sin hogar y el abandono

Y la zona catastrófica no es solo por la basura y las calles anegadas. Las organizaciones no gubernamentales Acción en Red, AIRES, Granito a Granito, Solidarios para el Desarrollo, Plaza Solidaria, Proyecto Encuentro Acoge, SCI Madrid, Hogar Sí, Asociación Moradas y Asociación Bokatas, con el apoyo de la Red Madrileña de lucha contra la pobreza y la exclusión social, han emitido un comunicado denunciando la falta de coordinación de las instituciones madrileñas para atender a las personas sin hogar en Madrid en los días previos a la borrasca y durante la misma.

Denuncian en el documento “las reticencias de la Administración a contar con nuestra ayuda y respaldo desde el primer momento” y “la falta de previsión sobre una situación que, aunque desbordó las previsiones, estaba anunciada con tiempo suficiente para buscar alternativas de alojamiento más dignas y seguras que las instalaciones del metro de Madrid”.

«Esta gestión demuestra, una vez más, que las prioridades de las administraciones no están enfocadas a prestar atención de calidad a las personas más vulnerables de nuestras ciudades, pretendiendo más bien, esconderlas en lugares poco adecuados», señalan.

close

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.482 suscriptores.