El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha censurado este sábado que el lehendakari Iñigo Urkullu «mendigue» los apoyos de Podemos y EH Bildu y le ha indicado que con el Partido Popular puede contar «para que Bildu no pinte nada» y para fortalecer el sistema foral vasco, pero no «para la nada».

El dirigente popular ha acompañado a la secretaria general del PP vasco y candidata a diputada general de Bizkaia, Amaya Fernández, en la presentación en Bilbao de su equipo para las Juntas Generales del territorio.

En su intervención, Alonso ha anunciado que si avanza el proyecto de nuevo estatus para el País Vasco pactado entre el PNV y EH Bildu, pedirá un nuevo «estatus foral» para Euskadi con el fin de fortalecer las competencias de los territorios históricos.

El responsable del PP vasco ha considerado que al lehendakari se le ve «preocupado» porque dice que la oposición le hace «la pinza», ante lo que ha considerado que Urkullu «se hace la pinza a sí mismo» al «carecer de iniciativa».

Alonso ha reprochado que el lehendakari «mendigue apoyos a Podemos y Bildu», tras pedir ayer a ambas formaciones que cambien de «actitud» y hablen con el Gobierno Vasco, y ha opinado que el mandatario vasco «sólo espera a ver qué pasa en Madrid porque quiere apoyar una solución de gobierno del PSOE con Podemos».

Según ha dicho, «el PNV está pendiente de que la elección en Madrid sea Podemos porque es la única oportunidad de pintar algo».

En ese contexto, Alonso ha dicho a Urkullu que puede contar con el PP «para que Bildu no pinte nada» y para fortalecer juntos «un sistema foral en el País Vasco» que permita la concordia, pero «para la nada o para hacer de coristas de Podemos con nosotros que no cuente», ha puntualizado.

El dirigente popular ha avisado de que el acuerdo para un nuevo estatus entre el PNV y EH Bildu «liquida el Estatuto de Gernika» y supone «la liquidación foral, la absorción de derechos que corresponden a los territorios forales» por el Gobierno Vasco.

Según ha afirmado, ese proyecto «de vaciamiento foral del País Vasco» lo comparten «los socialistas, Podemos y Bildu», aunque «lo más grave» es que el PNV se está sumando a «esa posición» de fortalecimiento del Gobierno Vasco y debilitamiento de los territorios históricos.

Ante ello, ha advertido de que «si se abren el melón del nuevo estatus» pedirá un «estatus foral» para fortalecer las competencias e instituciones propias de los territorios históricos frente a «ese centralismo vasco, en el que todo se absorbe por parte del Gobierno Vasco» y «limita oportunidades».

Alonso ha puesto de manifiesto que el PP vasco es un partido de centro derecha no nacionalista, que mantiene «esa foralidad» en su tradición.