El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha asegurado que la dimisión del consejero de Salud, Jon Darpón, por las irregularidades detectadas en la Oferta Pública de Empleo de Osakidetza (OPE) evidencian que el lehendakari, Iñigo Urkullu, «ha perdido el rumbo» y que su gestión al frente del Gobierno Vasco es «un desastre».

Alonso ha participado este sábado, en Vitoria-Gasteiz, en un acto de las juventudes del Partido Popular, en el que ha denunciado que lo ocurrido en Osakidetza, así como los problemas existentes en los departamentos de Seguridad, Empleo y Políticas Sociales y Educación, demuestran que la gestión de los servicios públicos por parte del Gobierno autonómico es «un despropósito».

El presidente del PP vasco ha asegurado, además, que todo esto se produce en un momento en el que Urkullu está centrado en situar al PNV como «el principal aliado» del PSOE para las próximas elecciones generales.

De esa forma, y tras reiterar sus críticas al apoyo del PNV a la moción de censura que acabó con el mandato de Mariano Rajoy en el Gobierno central, ha criticado que mientras el lehendakari actúa de esta forma en materia de política estatal, en Euskadi «tiene la casa sin barrer».

Alonso ha subrayado, en referencia a la dimisión de Darpón por las irregularidades detectadas en las últimas oposiciones de Osakidetza, que esta es «la primera vez en la historia» que un consejero del Ejecutivo autonómico debe renunciar a su cargo por un problema de «mala gestión».

«SECTARIA Y DESASTROSA»

Además de lo ocurrido en el Servicio Vasco de Salud, se ha referido a otros departamentos que, según ha dicho, se encuentran en una situación «desastrosa». El dirigente del PP ha aludido al Departamento de Seguridad, denunciado el «inaceptable incremento de delitos» registrados en Euskadi; así como a la Educación, en la que ha recordado las numerosas huelgas en la enseñanza concertada; o al Departamento de Empleo y Políticas Sociales, a cuya consejera, Beatriz Artolazabal, ha reprochado que no haya sido «capaz» de impulsar una reforma del sistema que regula las prestaciones sociales.

Alonso ha asegurado que todo esto se debe a una gestión «sectaria y desastrosa» por parte de los consejeros, así como a «la falta de orientación y de rumbo» del Ejecutivo autonómico en su conjunto.

SIN «LIDERAZGO»

«Se gobierna desde el sectarismo; y el responsable del desastre de su Gobierno es Urkullu, que es incapaz de ejercer el liderazgo y agarrar el timón», ha asegurado. El dirigente del PP ha afirmado, además, que aunque «todo el mundo tiene santificado a Urkullu», en realidad «gestiona muy mal». «Ha perdido el rumbo absolutamente», ha insistido.

En la misma línea, ha asegurado que el lehendakari incurre en un «error de prioridades», al considerar que está centrado en situar al PNV como «el principal apoyo» del PSOE para las próximas elecciones generales. «El asunto se le va de las manos; hay que darle un toque de atención. No tiene liderazgo ni rumbo», ha señalado.

«INSEGURIDAD»

En el acto, también han intervenido los cabezas de lista del PP para las elecciones a las Juntas Generales de Álava, Iñaki Oyarzábal, y al Ayuntamiento de Vitoria, Leticia Comerón, que han centrado sus intervenciones en denunciar la «inseguridad» que, según han dicho, afecta al territorio histórico y a su capital.

Oyarzábal ha criticado el «dramático» aumento de los delitos que se ha producido en Álava y ha vuelto a denunciar el «descontrol» que, según ha dicho, afecta a los centros de menores tutelados por la Diputación Foral. «En vez de educar, se está permitiendo que [los jóvenes tutelados] se maleen», ha asegurado.

Por su parte, Comerón ha reclamado que se incremente el número de policías locales en Vitoria, y ha acusado al Gobierno municipal (PNV-PSE) y al resto de partidos del Ayuntamiento de conformar un «frente antivitoriano».