El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha pedido este lunes que se actúe contra “los que incitan” los actos violentos que se registraron este pasado fin de semana durante los mítines electorales de Vox y Ciudadanos en Euskadi, y ha calificado de “absolutamente inaceptable” que el PNV “reparta culpas entre los agresores y los agredidos”. Además, ha pedido al líder del PSOE, Pedro Sánchez, “una reflexión” para que “no suplique los votos del odio y no gobierne sobre los votos del odio”, en alusión a EH Bildu.

Durante un acto político celebrado en la Plaza Moyúa de Bilbao, en el que ha estado acompañado de la cabezas de lista al Senado y al Congreso por Bizkaia, Raquel González y Beatriz Fanjul, respectivamente, Alonso ha afirmado que esta jornada, en el centro de la capital vizcaína, por donde transcurre la gente y los turistas con normalidad, se ve “lo que es la mayoría del País Vasco, una mayoría moderada, que quiere convivir, que quiere libertad y que su sociedad sea abierta”.

“Este fin de semana hemos visto unas imágenes completamente distintas de la realidad que queremos en el País Vasco y contra la que hemos luchado tanto. Hemos visto una imagen de vergüenza, de agresión, de la violencia radical y el acoso que impide que se puedan expresar en el espacio público las libertades y que se puedan, por tanto, ejercer los derechos civiles”, ha apuntado.

Tras condenar “enérgicamente esas actitudes y la agresión de la que fueron víctimas compañeros políticos”, ha mostrado su solidaridad “a quienes vinieron al País Vasco a ejercer sus derechos democráticos y su libertad”.

“En eso, nosotros no tenemos ninguna duda y tenemos muy clara la línea que separa a quienes ejercen la democracia de quienes quieren destruirla”, ha asegurado, para defender “a las personas que piensan distinto” de ellos.

“Algunos vienen, atacan al Partido Popular y se vuelven a Madrid, pero tienen derecho a venir aquí a expresarse y a no ser molestados cuando ellos están haciendo sus actos, tienen derecho a no ser agredidos y a la libertad”, ha añadido.

A su juicio, lo ocurrido este fin de semana constata que “la libertad no está garantizada” en Euskadi. “No se garantiza para todo el mundo y, muchas veces, se garantiza solo a los que se callan, puedes ser libre siempre que estés callado y en silencio. Tu libertad depende de lo bien o mal que le caigas, de lo mucho o poco que le gustes, y de que lo acepte o no lo acepte el poder nacionalista, que lo domina todo. Aquí es difícil no ser nacionalista, defender la unidad de España”, ha asegurado.

SIN “OASIS”

Por ello, ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu, que “no engañe a la gente, diciendo que se vive en un oasis”, cuando un joven fue acorralado y apaleado “por una manada” en la Universidad “por decir que le gustaba España”, y nadie ha sido detenido. “Han actuado en la más absoluta de las impunidades con el cobijo de las propias instituciones”, ha apuntado.

Además, ha asegurado que también este fin de semana se ha visto “la impunidad”. “No se actúa. Yo pido que se actúe contra quienes son responsables de incitar esos comportamientos violentos”, ha insistido.

El líder de los populares vascos ha afirmado que le preocupan “extraordinariamente” las imágenes de Rentería, en Gipuzkoa, donde los radicales iban a acompañados de niños, “a los que trasladan la semilla del odio y que utilizan como escudos, pero, para transmitir ese odio, violencia, radicalidad y falta de libertad a las próximas generaciones”.

También ha expresado su preocupación por “la reacción absolutamente inaceptable” del PNV y por que “pretenda repartir las culpas entre los agresores y los agredidos”. “Es la misma política de equidistancia, de contextualizar la violencia, de dar una justificación a la historia criminal de ETA, la misma política de memoria que sigue manteniendo un odio vivo, que no nos da ninguna garantía de no repetición”, ha dicho.

ACUERDO DE PNV Y EH BILDU

Alfonso Alonso cree que PNV y EH Bildu mantienen “un acuerdo de fondo sobre lo que quieren que sea el futuro” de Euskadi, con “dos tipos de vascos, los que son ‘ciudadanos’ y los que son ‘nacionales’, los que tienen derechos plenos y los que los tienen limitados, los que tienen ciertos derechos, pero no a expresarse libremente”, en alusión al acuerdo de bases del nuevo estatus que suscribieron en el Parlamento Vasco ambas fuerzas políticas.

En su opinión, ese País Vasco “es inaceptable”, y su formación tiene que “seguir comprometido con la causa de la libertad, que es la de una mayoría moderada que quiere convivir y por la que cayeron” sus compañeros y amigos asesinados por ETA.

El dirigente del PP ha pedido a Pedro Sánchez “una reflexión, aunque no la va a hacer”, y es que “no se pueden suplicar los votos del odio, no se puede gobernar sobre los votos del odio, y no se puede gobernar pidiendo el apoyo de quienes liquidan aquí nuestras libertades”.

Por ello, ha afirmado que el Partido Popular es “la mejor garantía para seguir avanzando en convivencia, para seguir reduciendo los espacios de odio y para seguir arrinconando a los intolerantes, diciéndoles que la intolerancia no tiene cabida en la sociedad y que los que sobran son ellos”.

“EN LAS CALLES”

Por su parte, Raquel González ha incidido en la idea de que “la calle es de todos los demócratas”. “Todo el mundo tenemos derecho a defender lo que queremos, en los que creemos, nuestros principios y nuestros valores en la calle, sin que nadie nos acose, sin que nadie nos grite ni nos señale. No podemos permitir que se viva en el siglo XXI las imágenes que hemos visto en esta ciudad este fin de semana”, ha afirmado en alusión a los incidentes protagonizados el pasado sábado en Bilbao por radicales con motivo del mitin de Vox.

“La libertad no se puede convertir en libertinaje porque es lo peor que le puede pasar a una sociedad”, ha señalado, para preguntar al alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto (PNV), si quiere “una ciudad de valores”, como dice, o si quiere “la ciudad que se vio este fin de semana”.

“Con sus declaraciones inaceptables, totalmente equidistantes, yo le pregunto si se pone a favor de los acosados o de los acosadores. Le pido que se muestre directamente en contra de los acosadores”, ha emplazado.

Tras asegurar que ellos defenderán siempre que se puede estar en las calles, ha advertido de que no habrá “barricada” que les pare. “El modelo de ciudad que nosotros defendemos pasa por la convivencia, por el crecimiento y por el progreso”, ha concluido.

Deja un comentario