La candidata del PP por Barcelona al Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha afirmado este viernes en el mitin que ha protagonizado junto al expresidente del Gobierno José María Aznar: «He venido a provocar al totalitarismo en defensa de la democracia».

En un mitin en Barcelona, ha basado su discurso en una foto sobre la protesta contra ella el jueves en la UAB, y ha acusado al independentismo de convertir «su presunto amor a Cataluña en el odio a la mitad de los catalanes».

Ha dicho que quienes la obstaculizaron en la UAB están educados en la xenofobia, y ha comparado metafóricamente la escalera que subió el jueves en la universidad con los pasos que se deben dar para ganar las elecciones: «Hay una masa hipnotizada, hay un muro de hormigón de un lado lleno de cristal. No va ser fácil».

«Porque, sí, amigos, se puede ganar. Esa es la principal lección de lo vivido ayer. Se puede ganar, se debe ganar y se va a ganar», y ha añadido que el movimiento independentista está regido en una emoción de rechazo y en la xenofobia.

Sobre la foto, en que aparece ella en medio de los estudiantes, se ha preguntado irónicamente si es la imagen de la ‘derechita cobarde’ –expresión utilizada por Vox desde la precampaña–, y ha respondido que es la imagen de un gran partido, de una impresionante historia de entrega, sacrificio, heroísmo, martirio al servicio de España y de libertad, en sus palabras.

«Cuélguela, señor Torra, que está todo el día hablando de libertad de expresión. Cuando quiera defender la libertad, la democracia y los derechos civiles, cuelgue esta imagen. Y si no, que lo haga Colau», ha añadido.

«AGRESIÓN» DEL INDEPENDENTISMO

Ha insistido en que la imagen del jueves no sería posible a la inversa, con una independentista asediada por constitucionalistas, y ha dicho que la única agresión que ha habido es la que ha practicado el independentismo contra el constitucionalismo.

LAURA BORRÀS, «SUPREMACISTA DE LOS LIBROS»

Además, ha criticado que la UAB igualara en su comunicado, según ella, la libertad de expresión, la justicia y la ley con el acoso y el matonismo, en sus palabras: «¿Nosotros instrumentalizando la universidad? Son esos niñatos, pijos reaccionarios que secuestran una institución que la ponen al servicio de un proyecto xenófobo y totalitario».

Sobre la posterior reacción de otros partidos, ha calificado a la candidata de JxCat a las generales Laura Borràs como «la supremacista de los libros, que lleva libros a los debates para demostrar que no es xenófoba», y ha lamentado las palabras de la ministra Isabel Celaá (PSOE) por calificar el hecho de «torpe episodio».