La Portavoz del Ejecutivo se ha referido así, tras la reunión del Consejo de Ministros, al ‘escrache’ sufrido ayer por la cabeza de lista del PP por Barcelona a las elecciones generales del próximo 28 de abril.

Isabel Celaá ha explicado que el Gobierno «lamenta profundamente» el acoso vivido por Álvarez de Toledo y su equipo cuando trataban de entrar en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) para participar en un acto. Se trata de un «torpe episodio», que es «literalmente inaceptable», según ha dicho.

INACEPTABLE QUE SE IMPIDA EXPRESARSE A UN CANDIDATO POR LA FUERZA

En opinión de la ministra de Educación, «la Universidad es el lugar en el que, como ya dijo Unamuno, hay que convencer con la inteligencia, palabra y no vencer por la fuerza bruta». Además, señala que este «acoso» es «lo contrario de lo que representa la política que es la palabra, el diálogo, el saber decir y el saber escuchar».

En este sentido, explica que el Gobierno ha denunciado estos hechos porque son «lamentables e inaceptables» y no solo porque se trata de «lo contrario» de lo que puede hacerse en la Universidad, sino porque la Portavoz también considera «inaceptable» que a una persona se le impida expresarse y «además con fuerza aparente».

Tras recordar que así lo ha transmitido el Ejecutivo desde el primer momento en que se produjeron los hechos, ha insistido en la necesidad de que «lo que necesita la sociedad catalana» es «diálogo y convivencia».