La presidenta de la asociación Amical de Ravensbrück, Anna Sallés, ha resaltado la «lucha constante» de Neus Català por la memoria de las mujeres víctimas del fascismo y la defensa de la democracia y la igualdad, en su visita a la capilla ardiente de la activista en Móra d’Ebre (Barcelona).

En declaraciones a la prensa a la puerta del tanatorio que alberga los restos mortales de Català, Anna Sallés ha defendido que la activista, fallecida ayer a los 103 años, es «una de las grandes figuras de Cataluña y España contemporáneas por su lucha constante a favor de los derechos y la igualdad y contra el fascismo».

Según Sallés, cuando logró salir viva de Ravensbrück, Català inició «una lucha constante a favor de la memoria de las mujeres» que fallecieron en ese campo de exterminio nazi y «de todas las luchadoras antifascistas durante la República y los años del fascismo y el nazismo en Europa».

«Quisiera destacar su reivindicación a favor de la democracia y la igualdad de hombres y mujeres, que ha sido constante hasta los últimos momentos de su vida», ha añadido Sallés, que ha recordado que Català era militante comunista, del PSUC: «quiero recalcarlo porque ahora muchas veces parece que uno tenga que esconderse».

DEJA UNA RESPUESTA