Una nueva ley que prohíbe el uso del velo en público ha entrado en vigor en Dinamarca. La prohibición danesa ha venido precedida de prohibiciones similares impuestas recientemente al uso del velo integral en Bélgica, Francia, Países Bajos, Bulgaria, Austria y partes de Suiza.

Fotis Filippou, director adjunto de Amnistía Internacional para Europa, ha declarado al respecto que “todas las mujeres deben tener libertad para vestir como quieran y para llevar prendas que expresen su identidad o sus creencias. Esta prohibición tendrá un efecto especialmente negativo en las mujeres musulmanas que opten por usar el niqab o el burka”.

La nueva prohibición danesa de prendas u objetos que cubran el rostro en lugares públicos incluye el niqab y el burka, y también las barbas postizas, las máscaras y otras formas de ocultar el rostro en público.

Los defensores de la nueva ley basaron sus argumentos en la supuesta necesidad de garantizar que ninguna mujer o niña musulmana es obligada a llevar prendas que le cubran todo el rostro, y sostienen que esta prohibición contribuirá a asegurar una mejor integración de las personas solicitantes de asilo y migrantes en la sociedad danesa.

Aunque algunas restricciones específicas impuestas por motivos de seguridad pública al uso de velos integrales pueden ser legítimas, esta prohibición general no es necesaria ni proporcional, y viola el derecho de las mujeres a la libertad de expresión y de religión”, ,indicó Filippou.

Si la intención de esta ley era proteger los derechos de las mujeres, ha fracasado estrepitosamente. Por el contrario, esta ley criminaliza a las mujeres por su elección de vestimenta y, al hacerlo, es una burla de las libertades que Dinamarca afirma defender”, sentenció el director adjunto de Amnistía Internacional.

 

 

 

Deja un comentario