Por Sidi Maatala/ECS

A raiz de la llegada ilegal de más de 8.000 marroquíes a Ceuta, entre ellos 2.000 niños, una denuncia ha sido tramitada en España contra el rey de Marruecos Mohamed VI y miembros de su gobierno por este acto de lesa humanidad. Esto hay que sumarle el rachazo y la condena mostrados por parte de todos los países de la Unión Europea del uso de niños no acompañados como armas política. Por su parte, Amnistía Internacional acusó abiertamente a Marruecos de utilizar a inmigrantes en sus luchas políticas. En un comunicado publicado en su página web, la organización confirmó que entre el 17 y el 18 de mayo llegaron a Ceuta 8.000 personas, entre ellas 2.000 menores no acompañados.

AI condenó el uso por Marruecos de inmigrantes ilegales y solicitantes de asilo como «peones» en un juego político en el contexto de la actual crisis diplomática entre Rabat y Madrid. La organización de derechos humanos afirmó que »Marruecos juega con la vida de las personas», citando lo que se incluyó en un video que la misma organización dijo haber verificado, que muestra a los funcionarios marroquíes permitiendo que los migrantes y solicitantes de asilo pasen a Ceuta al otro lado del valla.

La organización sugiere que las autoridades marroquíes han utilizado la baza de la inmigración en el contexto de su crisis diplomática con España por la recepción de esta última al presidente saharaui, el secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, el 18 de abril. Desde entonces se encuentra hospitalizado en Logroño y Marruecos exige a la Justicia española condenarlo antes de que abandone el territorio.

Con estas declaraciones, Amnistía Internacional se une a los líderes europeos y concretamente, españoles que han condenado la actitud chantajista marroquí. 

En este contexto, un ciudadno español ha tramitado una denuncia en la denuncia contra Mohamed VI y varios ministros marroquíes; el primer ministro, así como a los ministros de Derechos Humanos y Exteriores; y a la embajadora de Marruecos en España. 

En exclusiva publicada ayer en línea, La Asociación de Policía h50, ha difundido la denuncia de un ciudadano español contra el rey de Marruecos Mohamed VI y cuatro miembros del gobierno de Saaedine El Othmani. «H50 se ha puesto en contacto con el denunciante, Alejandro Espinosa Solana, un ciudadano español que entiende que no es de recibo que dictaduras corruptas que demuestran un absoluto desprecio por sus propios ciudadanos y los mantengan en la miseria o en permanentes conflictos sociales internos o guerras externas, se conviertan en multinacionales de la emigración, y sean otros países (en este caso Europa o España) quienes asuman las responsabilidades y obligación de sus propios países», dice el digital
 
La denuncia fue tramitada en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Bilbao, en funciones de guardia, en el que señala directamente al rey de Marruecos, Mohamed VI; y a miembros de su Gobierno, así como a la embajadora de Marruecos en España, a la que también considera responsable, de los graves hechos que están acaeciendo en las fronteras marroquíes.

En el documento, al que ha tenido acceso h50, entre otros graves fundamentos, señala la existencia de imágenes de oficiales de policía marroquíes que abren intencionadamente las puertas de la frontera, de su lado: e invitan e incitan a jóvenes a pasar a nado, siendo inconscientes estos del grave riesgo que existe para sus propias vidas, de hecho, ha habido un muerto.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA