Este martes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha inaugurado el tradicional Belén de la Real Casa de Correos proponiendo «un pacto por la Navidad». «Que nos unamos en volver a ser niños en el mejor sentido, en recuperar la cultura religiosa que es inseparable de la cultura con mayúsculas de la que venimos, y que necesitamos para saber dónde ir», ha señalado.

La presidenta madrileña ha continuado destacando que el Evangelio «es parte de la herencia de todos». «No es justo arrancar a los hombres de su Historia, ni de su tradición, ni de su dimensión trascendente, que buscará o no cada uno en libertad y en paz», ha añadido.

Han sido muchos los que han reaccionado a las palabras de Ayuso, entre ellas la actriz y humorista Anabel Alonso, quien ha publicado el siguiente tuit: «Lo del Estado aconfesional ya si eso otro día».

Anabel Alonso reacciona al anuncio navideño de Ayuso y arrasa en redes sociales
Anabel Alonso reacciona al anuncio navideño de Ayuso y arrasa en redes sociales

También se ha pronunciado contra el discurso de Ayuso la periodista y presentadora Mamen Mendizábal: «La estrecha unión entre religión y la política no es propia de un Estado aconfesional. Sería mejor apostar por la cultura y dejar esas mayúsculas a las que se refiere Ayuso».

El discurso de Ayuso

La líder madrileña ha comenzado su discurso diciendo: «La palabra ‘adviento’ significa venida y, con la emoción que produce siempre la anticipación de la llegada de alguien querido, preparamos la celebración de la Pascua de Navidad, el paso de Dios por la tierra, que nace y se hace hombre como nosotros, sufre y disfruta, muere y, según la creencia cristiana, resucita para llevar la salvación a todos los hombres».

«Si con la Epifanía, la popular celebración de los Reyes Magos, el cristianismo se hace católico, esto es, universal, y el hombre celebra por primera vez que dios llega a todos los pueblos y razas; con el propio Cristo, con su encarnación como hombre, Dios mismo se incorpora a la historia humana, a este barco de siglos en el que vamos todos».

«Pero el niño Dios nace en Belén un año más y el mensaje es el de paz en la tierra. La familia se declara sagrada, la promesa es la salvación, el perdón, la vida eterna y el mandamiento único: el amor. ‘Amaos los unos a los otros'».

«¿De verdad, creyentes y no creyentes vamos a renunciar a este legado que lleva en sí lo mejor de nosotros, aquello a lo que todas personas de buena voluntad aspiramos? La propia historia de España, desde la Hispania romana y desde la monarquía de los visigodos, no se explica sin su raíz cristiana. ¿Nos lo vamos a negar? ¿Qué gana nadie con esa falsificación?».

«Juan Pablo II se preguntaba si se puede apartar a Cristo de la historia de cada nación, de la historia europea. Solo en él, seguía diciendo el Papa, todas las naciones y la humanidad entera pueden cruzar el umbral de la esperanza».

«En este precioso Belén que tengo aquí detrás, y en los que se ponen en las casas, colegios, y parroquias, se encuentra este umbral de la esperanza que se nos invita a cruzar. La esperanza que, pase lo que pase no podemos perder, como tampoco la alegría».

«Pocos países están tan vinculados en su historia entera y en su labor en el mundo a la concepción católica. El evangelio, la buena nueva es parte de la herencia de todos. No es justo arrancar a los hombres de su Historia, ni de su tradición, ni de su dimensión trascendente, que buscará o no cada uno en libertad y en paz».

«Por eso, propongo un pacto por la Navidad: que nos unamos en volver a ser niños en el mejor sentido, en recuperar la cultura religiosa que es inseparable de la cultura con mayúsculas de la que venimos, y que necesitamos para saber dónde ir».

Ayuso ha finalizado diciendo que «todos son bienvenidos a celebrar las fiestas en Madrid». Tal y como marca la tradición, el Belén estará disponible desde el 29 de noviembre hasta el próximo 8 de enero.

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA