La vicesecretaria nacional de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha criticado al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, por haber dado alas a “totalitarios, intolerantes y sectarios” que ahora “amedrentan y azuzan” a partidos democráticos en sus actos de campaña.

Así se ha referido Levy, en declaraciones a los medios de comunicación en Segovia, a los últimos altercados que han tenido lugar este fin de semana durante los mítines en el País Vasco del líder de Cs, Albert Rivera, y del de Vox, Santiago Abascal.

A su juicio, esta campaña electoral está demostrando que el consenso y la convivencia que han caracterizado a España en los últimos 40 años están “más en duda que nunca”, como consecuencia de que Pedro Sánchez ve al coordinador de Bildu, Arnaldo Otegi, y al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, como socios políticos “respetables”.

Por eso, ha mostrado su “solidaridad” a todos esos partidos que han visto alterados sus actos de campaña porque “los intolerantes y antidemócratas” no comprenden que unas elecciones van “de juego democrático y de aceptar la rivalidad política dentro de la discrepancia”.

En este sentido, ha indicado que “la libertad no pide permiso, pide respeto” y quienes no comprenden esta máxima tendrán de frente al PP defendiendo la convivencia constitucional y la estabilidad dentro del marco de consensos, ha aseverado.

Por último, ha recalcado que quienes pretender hacer de la división y la crispación su “seña de identidad”, no pueden tener el amparo de ninguna formación política que quiera respetar los marcos de convivencia constitucional y ha acusado a la izquierda y al PSOE de haber roto “el consenso de convivencia constitucional”.

Al respecto ha advertido de que si España quiere un futuro en convivencia, con tranquilidad y de consensos los ciudadanos no pueden hacer presidente a Sánchez, que está con los separatistas y busca “una España de divisiones”.

Deja un comentario