El expresidente de la Comunidad de Madrid con el PP, Ángel Garrido, será el consejero de Transportes del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso tras dejar la formación conservadora e integrarse en Ciudadanos. Sí, por extraño que suene, Garrido dejó el Partido Popular para formar parte de un gobierno del Partido Popular, pero con una chaqueta naranja.

Garrido abandonó el PP por sorpresa, pocos días antes de las elecciones generales y tras ver cómo Pablo Casado elegía a Díaz Ayuso como candidata a la Comunidad en su lugar. La hoy presidenta no tuvo dudas a la hora de definir esa decisión: “Es una puñalada de Albert Rivera a Pablo Casado”.

Tenemos que olvidarnos de que somos PP y Cs, porque somos un grupo de personas que trabajamos para los madrileños”, ha dicho este jueves Garrido, intentando excusarse por tan esperpéntica situación, mientras acompañaba al número uno de Cs, Ignacio Aguado, en las festividades madrileñas de La Paloma.

Yo me fui del PP porque quería militar en un partido en el que me sintiera representado, que es Cs, un partido de centro liberal. Ahora estamos trabajando con el PP. Creo que es razonable, porque es un buen acuerdo el que hemos conseguido. Encantado”, indica Garrido.

La marcha de Garrido a Cs fue interpretada en el PP como una traición. Ni sus más íntimos colaboradores en Sol se esperaban su salida, mucho menos tras ser incluido en el muy codiciado número cuatro de la lista europea de los populares. Rivera aprovechó la disyuntiva y le promocionó inmediatamente a la ejecutiva nacional de Cs.

Díaz Ayuso tomará posesión del cargo de presidenta el lunes. El martes, probablemente, lo hagan sus consejeros. Siete habrán sido elegidos por ella. Seis, por Aguado.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario