El excoordinador federal de IU y promotor de Frente Cívico, Julio Anguita, considera que, al contrario que la extrema derecha de Blas Piñar, Vox no es «fascista», sino que representa a «una extrema derecha» que es «hija del capitalismo en crisis».

Con motivo del 40 aniversario de las primeras elecciones municipales, en las que, en 1979, se convirtió en el primer alcalde comunista de una capital de provincia desde la II República, Anguita ha analizado en una entrevista con Efe la situación política actual.

Un periodo que, en su opinión, está instalado en «una campaña electoral eterna» que «nos distrae en enfrentamientos, mientras los grandes problemas están ahí y no se asumen», ha lamentado.

Con este panorama, el líder de la izquierda, ahora retirado, ha catalogado la fuerza política Vox como una «extrema derecha» que «ha asumido perfectamente el neoliberalismo y la política del capitalismo».

«O sea, ni siquiera son fascistas. Vox son extrema derecha hija del capitalismo en crisis», ha precisado Anguita, que ha recordado que la «Falange auténtica y otras más, en algunas cosas, eran anticapitalistas», y hablaban de cuestiones como «nacionalizar la banca o la reforma agraria».

En cualquier caso, considera que «el problema de que la extrema derecha sea peligrosa» es que el bloque que está en frente no es «muy inteligente a la hora de hacer política».

Así, Anguita se confiesa «muy decepcionado» con la política, dado que no escucha a nadie hablar de «lo que va a ser este país dentro de quince años», o sobre «qué va a pasar con la Unión Europea», sobre «los problemas del euro» o «los problemas de seguridad del Mediterráneo».

«Parece que eso no existe. Solo existen cuatro chismes baratos», lamenta el que fuera líder de IU, una formación para la que también tiene sus críticas respecto a la confluencia con Podemos, anunciada por el coordinador federal, Alberto Garzón, hace unas semanas.

Sobre esta cuestión, ha manifestado que «las ideas magníficas, si no están organizadas, no sirven absolutamente para nada», y ha lamentado que, con la confluencia de las dos fuerzas de izquierdas, «más que abandonado, se haya despreciado, el aspecto organizativo, lo que es peor», ha aseverado.

«Yo estoy totalmente de acuerdo con la confluencia. Como comunista sé que la política de alianzas es básica. Pero no consiste en anunciar que existe está política en una rueda de prensa en Madrid y quedarse quieto», ha resumido Anguita, que ha advertido de que, «a continuación, hay que bajar hasta el último pueblo de España a explicárselo a todos».

El referente de la izquierda ha reflexionado también sobre los procesos de primarias, que considera «un invento de las malas conciencias» y procesos innecesarios cuando «una fuerza política funciona democráticamente».

Además, sin nombrar explícitamente a nadie, ha dicho que, para presentarse a unas elecciones, el ejemplo «es fundamental», pues es lo que otorga «la autoridad política».

«Predicar con el ejemplo: Si uno le exige a la gente austeridad, uno debe ser austero», ha concluido Anguita.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario