El director de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), Javier Angulo, ha garantizado la normal gestación de la próxima edición (del 19 al 26 de octubre), a pesar de los obligados cambios institucionales derivados de las elecciones de abril y mayo.

Ni la ideología política ni tampoco los tiempos necesarios para la constitución de las corporaciones y equipos de gobierno van a incidir en la organización de la 64º Seminci, que ya cuenta con país invitado, retrospectiva y algún ciclo más de los que Angulo informará «a final de mes», ha declarado a los periodistas.

Ha sido en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Valladolid (Campus Miguel Delibes), donde el director de la Seminci ha pronunciado una conferencia sobre la estrategia de comunicación y promoción del festival que dirige desde 2008.

La Seminci, que este año cumplirá su sexagésima cuarta edición, «es una institución que nos tiene que sobrevivir a todos: alcaldes y directores; hay que presevarla de cualquier cambio», ha declarado antes de recordar su empeño en situar este certamen cinematográfico al margen de cualquier vaivén institucional y político.

En cuanto a la estrategia de comunicación y promoción, objeto de la conferencia que ha dictado a los alumnos del máster en Administración de Empresas, ha recordado cómo en estas once ediciones bajo su dirección ha multiplicado el retorno sobre lo invertido desde los 3 hasta los 23,5 millones.

La presencia del actor estadounidense Matt Dillon y de la reina Letizia en la pasada edición, ha recordado, multiplicó el retorno hasta los 23 millones, es decir el equivalente en euros que habría supuesto el coste de la publicidad para promocionar el festival.

«Hay que visibilizar, comunicar para que luego los espónsor lleguen, ya que de otro modo no tienen la oportunidad de medir lo que pintas tú», ha precisado.

Desde su llegada a la Seminci, Javier Angulo asumió personalmente, además de la programación, la comunicación, publicidad, relación con los medios de información e invitados «porque es necesario vender bien lo que haces, por tierra, mar y aire, para pedir luego que te ayuden, para que lleguen los patrocinadores».

Con todos esos ingredientes, elaboró un plan de comunicación que con el concurso de las redes ha catapultado la Seminci en el aspecto promocional con esas cifras de retorno.

La alfombra roja y el concurso de las televisiones son otros componentes de esa estrategia que Angulo ha inscrito en un «sentido del espectáculo» que considera útil y necesario.

«Por dentro mantenemos nuestras señas de identidad, el cine de autor, pero por fuera hay que dar espectáculo», ha remarcado.