El año judicial que se inicia promete ser muy movido en los tribunales del país, donde se sentarán en el banquillo de los acusados figuras públicas vinculadas a la corrupción del Partido Popular, como el expresidente valenciano Francisco Camps o los exministro de Aznar, Rodrigo Rato y Eduardo Zaplana.

También se espera que el juicio por el caso Erial en el que comparten acusaciones con otro expresidente valenciano, José Luis Olivas, tenga lugar antes de que termine el año.

Alfonso Rus y Francisco Camps serán los primeros en enfrentarse a la Justicia, con juicios programados para el 23 de enero en la Audiencia Provincial de Valencia y la Audiencia Nacional, respectivamente.

Rus, en concreto, está siendo investigado por la “pieza de los zombis” en el caso Taula, mientras que Camps se enfrenta a posibles cargos de prevaricación y fraude en el caso Gürtel de Fitur.

En mayo de 2023, también se llevará a cabo el primer juicio del Caso Lezo, relacionado con la compra del Canal de Isabel II por parte de la empresa colombiana Inassa. Sin embargo, este juicio se realizará sin la presencia del principal investigado, el expresidente madrileño Ignacio González.

Otro proceso judicial esperado este año es el de Rodrigo Rato, exministro de José María Aznar, quien enfrenta cargos de once delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales, insolvencia punible, corrupción y falsedad documental por la gestión de su fortuna personal a través de paraísos fiscales y empresas fantasma.

El Plural, en un reportaje añade otros, que no todos, los casos que siguen abiertos para el Partido Popular, reflejando un total de más de 20 causas abiertas, como lo son el Caso Lezo, Caso Eólicas, la caja B del PP de Almería, el caso Alberto Casero o el Caso Perla Negra.

En el ámbito nacional también se esperan diversos casos mediáticos como el del alzamiento de bienes de la extenista Arantxa Sánchez Vicario o contra los narcos conocidos como ‘los Miami’.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA