La Fiscalía Anticorrupción no ve delito en los hechos revelados por la “amiga” de Juan Carlos I Corinna zu Sayn-Wittgenstein en las conversaciones que desveló a José Manuel Villarejo en el encuentro que ambos mantuvieron en Londres en 2015.

Según Corinna, Juan Carlos I pidió la comisión por su papel de intermediario al conseguir que el consorcio de empresas españolas ganara un contrato de más de 6.300 millones de euros en 2012 por la construcción de la línea férrea de 450 kilómetros desde Medina hasta La Meca.

La Fiscalía sí aprecia que puede haber delito de corrupción en el supuesto cobro de comisiones, aunque incluso en este caso destaca que la figura del rey emérito era entonces inviolable.

La Fiscalía solicita al juez instructor que le deduzca testimonio para iniciar unas diligencias de investigación sobre el posible pago de comisiones ilegales al monarca por el AVE a La Meca, aunque el resto de declaraciones de Corinna no son suficientes para mantener una investigación.

Deja un comentario