Todo el mundo lo esperaba, pero no llegaba nunca. Al fin, la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez que instruye el caso Púnica que cite como investigada a la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre por la presunta financiación irregular del PP regional.

La Fiscalía Anticorrupción ha tardado medio año en hacer una reestructuración de la causa para incluir a Aguirre, precisando los hechos y sujetos afectados en cada una de las líneas de investigación.

Para citar como investigada a la expresidenta de la Comunidad, las fiscales Anticorrupción se han apoyado en varios informes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que sitúan a Aguirre en reuniones claves en las que presuntamente se habría negociado la financiación irregular de la formación política durante varias campañas electorales, en las que Aguirre ya presidía la Comunidad.

El juez García Castellón estudiará a fondo el escrito presentado por Anticorrupción antes de tomar una decisión sobre la imputación o no de Aguirre. Las acusaciones populares de este caso, e incluso el que fuera su mano derecha, Francisco Granados, llevan tiempo insistiendo al magistrado en que incluya a la investigación a la exdirigente madrileña por este mismo asunto.