La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al departamento del Gobierno británico que investiga los grandes fraudes en ese país, que permita interrogar por vídeoconferencia a la ex amante del rey Juan Carlos I, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, por las supuestas comisiones de hasta 80 millones de euros pagadas por la construcción del AVE a La Meca en 2011.

La petición se ha presentado en el Reino Unido porque Corinna reside allí. Se trata de una investigación desarrollada por la Fiscalía Anticorrupción en forma de diligencias informativas de carácter reservado para determinar si existe causa penal en esta derivada de la investigación al comisario Villarejo y presentar una querella ante el juzgado que corresponda por corrupción en transacción económica internacional si así lo considera Anticorrupción.

La Fiscalía quiere saber si Corinna se ratifica en las afirmaciones recogidas por Villarejo en sus grabaciones. En ellas dijo que el rey Juan Carlos recibió parte de una comisión de 80 millones de euros por sus gestiones para la construcción del AVE a La Meca en 2011. El empresario Juan Miguel Villar Mir, junto a otros beneficiados con la obra, y los saudíes, acabaron pagando y el dinero fue depositado en una cuenta suiza.

Los datos aportados por Corinna son “precisos y susceptibles” de presentar una querella, según Anticorrupción, si reafirma sus manifestaciones en el interrogatorio. La querella se dirigiría contra los empresarios que hubieran participado en la operación, entre ellos Juan Miguel Villar Mir.

Esta investigación nunca afectaría al rey emérito porque los hechos acontecieron antes de su abdicación en junio de 2014 y por tanto, seguía gozando de inviolabilidad.