El portavoz nacional de Anova recuerda que el Partido Popular de Galicia vive en «un círculo vicioso» en el que necesita «desvalorizar el territorio para implantar actividades extractivistas que lo desvalorizan todavía más».

El macizo de Peña Trevinca alberga muchas especies de interés y numerosos hábitats de interés comunitario / Creative Commons

Anova ha exigido esta semana al Gobierno de Pedro Sánchez que rechace los parques eólicos Prada y Alto Cabrera en el entorno de Peña Trevinca al considerar que «condensan los peores vicios de modelo de desarrollo eólico» defendidos por los ejecutivos autonómico y central.

«Mientras la Xunta y el Gobierno español rechazan el control público de la energía facilitan que empresas públicas como la noruega Statkraft y la italiana Enel hagan negocio a costa de la destrucción de nuestro territorio» -ha denunciado Antón Sánchez-.

Para Anova, los proyectos Prada y Alto Cabrera «son dos de los mayores ejemplos del modelo eólico del expolio vigente en Galicia» alertando de que están planteado instalar 60 aerogeneradores de 200 metros de altura en punta de pala «en una de las áreas de montaña más privilegiadas del noroeste peninsular», una zona «que por la actitud connivente de la Xunta no cuenta con la suficiente protección tras 12 años de parálisis de la política ambiental» tras el desembarco de Alberto Núñez Feijóo al frente de la Xunta.

La formación recuerda que estos parques éolicos «afectarán a una amplísima superficie que contiene numerosos hábitats prioritarios y especies de interés comunitario en un contexto normativo de desinterés interesado hacia la protección de la naturaleza por parte del PPdeG que está siendo secundado por el Gobierno español, que parece compartir en muchos puntos el salvaje modelo de desarrollo eólico de la Xunta.

«En lugares como el macizo de Peña Trevinca es fácil imaginar lo que sucedería con estos proyectos si la Xunta de Galicia hubiese presentado la propuesta de ampliación de la Red Natura tal y como exige la Unión Europea, si hubiese aprobado los planes de conservación y recuperación de especies amenazadas o en peligro de extinción -de los que sólo ha hecho 4 de 200 desde el 2009- o lo que ocurriría si hubiese un nuevo plan sectorial eólico actualizado que tuviese que pasar por una evaluación ambiental estratégica que valorase los efectos globales que a nivel gallego tiene la implantación masiva de parques eólicos. Porque este tipo de iniciativas en zonas de altos valores ambientales, paisajísticos o geológicos no se podrían ni plantear si las cosas se hicieran con el orden debido. Sin embargo, es la dejadez programada de Feijóo para con el territorio lo que permite que se planteen este tipo de proyectos de alto impacto, en connivencia con la élite económica que maneja el sector y que tiene en el Gobierno gallego un sumiso servidor» -denuncia Anova en su comunicado-.

Antón Sánchez apunta que «si la Xunta actuase como un Gobierno decente y no como un cómplice del saque tendríamos ampliación de la Red Natura, planes de conservación y recuperación de especies o un nuevo plan eólico racional pensado para un uso sostenible del territorio, y estos parques ni se tramitarían«. Para el responsable político «el Gobierno español no se puede aprovechar de este fraudulento modo de actuar y debe rechazar la tramitación de los parques eólicos Prada y Alto Cabrera», recordando que lo que ocurre con estos parques eólicos «es el paradigma del modelo expoliador de este tipo de proyectos, donde la ciudanía sale claramente perjudicada mientras los beneficios huyen hacia las grandes empresas».

Anova denuncia, finalmente, «la burbuja de las mal llamadas renovables», unas energías alternativas que están sirviendo únicamente para el beneficio de las grandes corporaciones» sin tener en cuenta las necesidades de la Galicia rural «en una burbuja inflada con dinero y normativa pública a la medida del oligopolio eléctrico».

CONTESTACIÓN A LA CONSELLEIRA DE MEDIO AMBIENTE ÁNGELES VÁZQUEZ

Antón Sánchez contestaba precisamente hace unos días a las declaraciones de apoyo de la conselleira de Medio Ambiente Ángeles Vázquez a la implantación masiva de parques eólicos, recordando que el Partido Popular de Galicia vive en «un círculo vicioso» en el que necesita «desvalorizar el territorio para implantar actividades extractivistas que lo desvalorizan todavía más».

Antón Sánchez en la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento de Galicia / Anova

Para el portavoz «no es casual que no haya un Plan Sectorial de Actividades Extractivas o un nuevo Plan Sectorial Eólico» que «ordene estas actividades de un modo racional» sino que para el PP «es mejor dar barra libre» porque para Feijóo, la conselleira y las empresas de la economía extractivista todo lo que tiene que ver con la protección del medio ambiente «son limitaciones al negocio».

«Porque es falsa la dicotomía que plantea el PP de Feijóo. No es desarrollo económico o despoblación. Al contrario: Este desarrollo económico es despoblación» -sentenciaba el portavoz-.

DEJA UNA RESPUESTA