Todas las noticias sobre la deficiente gestión de Isabel Díaz Ayuso tapan en ocasiones la escalada que realizó hasta llegar a la presidencia de la Comunidad de Madrid y damos por hecho que simplemente está ahí para contradecirse una y otra vez.

Afiliada al Partido Popular en 2005, cuando Pablo Casado era el presidente de Nuevas Generaciones en Madrid,​ en 2006 fue fichada por Alfredo Prada, consejero de Justicia e Interior del Gobierno la Comunidad de Madrid, para su departamento de prensa, ganándose la confianza de Esperanza Aguirre.

Tanta era la confianza de Aguirre en Ayuso que le permitió llevar la cuenta de Twitter de su perro, un Jack Russell llamado ‘Pecas’. Desde su perruno perfil, lanzaba mensajes anticomunistas y contra Manuela Carmena.

El pobre ‘Pecas’ fallecía en 2019 atropellado por un vehículo. «No sabes el disgusto que me llevé, fue tremendo», anunciaba la expresidenta madrileña en el programa ‘Más Vale Tarde’.

Estos comienzos los ha querido recordar el humorista y presentador Antonio Castelo en un tuit lleno de ironía: «Lo último que gestionó Ayuso es la cuenta de Pecas y murió. Ahora lleva la Comunidad de Madrid. Ata cabos», señaló Castelo.