El periodista Antonio Maestre ha publicado una dura columna en ElDiario.es donde critica el centralismo desarrollado por la élites madrileñas y la gestión de la capital llevada a cabo por el Partido Popular. «Madrid es el problema de España», señala, y «Ayuso es solo la coyuntura.

Maestre define Madrid como «el laboratorio libertario y nacionalista» que se ha creado «desde que el PP de Madrid lo administra como un ingente devorador de recursos ajenos».

Indica el periodista que el «kilómetro 0 es un inmenso agujero negro» que es capaz de atraer «cualquier riqueza para desfondar al resto de administraciones, capital humano y aspiraciones vitales que no se circunscriban a las élites que anidan en lo que representa el parasitismo del barrio de Salamanca».

«Hemos rendido aquella ciudad que se defendía orgullosa de las botas y los Mauser hasta convertirla en lo peor de aquello a lo que se resistía. Madrid vuelve a ser la ciudad de un millón de cadáveres», señala Maestre.

Madrid, una máquina de devorar recursos

«La Comunidad de Madrid es una máquina voraz de agotar recursos de todo lo que tiene alrededor del centro de decisión de unos cuantos privilegiados», señala Maestre, quien continúa con dureza su definición de la gestión madrileña: «Una especie parásita que subsiste de colonizar el capital humano y material de los demás, es la élite extractora hecha territorio».

Asevera en el hecho de que las élites son las privilegiadas de la situación: «Madrid es hostil con las que no tienen diez veces más recursos que la media». «Una ciudad de asfalto y cemento que opera como una estructura económica y solo te acepta si puedes engordarla consumiendo», la define Maestre.

Señala que quien gestiona la capital española consume no solo los recursos propios, sinó los ajenos: «El sistema extractor que el PP ha creado en Madrid está dejando exhaustos también a las comunidades y a los ciudadanos del mismo partido en otras regiones».

«La paradoja de que haya sucumbido ignorando una decisión federada contra la pandemia debe marcar el camino para la construcción de un país vertebrada desde diferentes núcleos», sentencia el periodista.