Este lunes 18 de mayo Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la comunidad de Madrid, era entrevistada por Ana Rosa en su programa. Ambas lucían lazos negros en señal de luto por las casi 28.000 personas fallecidas por COVID-19 desde el inicio de la epidemia.

La entrevista ha coincidido con la declaración del marido de Ana Rosa Quintana, Juan Muñoz, en la Audiencia Nacional imputado por el caso Villarejo, un tema que en las redes sociales no han dejado pasar y en donde los usuarios se preguntaban por qué no se hablaba de ese asunto.

Ayuso ha acudido al plató de Telecinco en plena «guerra política» tras la negativa a que la Comunidad pase a la fase 1 de la desescalada y no ha dudado en retar al Gobierno a un proceso judicial en el caso de que no entreguen a la Comunidad de Madrid los datos por los que la región sigue en Fase 0. «Si no me dan los informes, iremos a los tribunales» ha asegurado.

Además se ha lamentado de que Pedro Sánchez no le contesta, ha hablado sobre la Sanidad madrileña, de las caceroladas pidiendo la dimisión de Pedro Sánchez y se ha defendido de la polémica por los dos apartamentos de lujo en donde ha pasado el confinamiento.

Peri si algo ha llamado la atención de los espectadores ha sido el tono suave que la presentadora ha mantenido durante toda la entrevista con la presidenta madrileña y, a través de Twitter, muchos la han acusado de darle un masaje a Ayuso.

Uno de los más críticos ha sido el tertuliano Antonio Maestre recientemente despedido por la productora del programa. » Me dicen que dirección del programa está incómoda con mi posición crítica. Que no encaja con su línea editorial en esta situación. Que cuando pase el tiempo es posible que me vuelvan a llamar, o no. Que deje pasar el tiempo.» explicó.

“Viendo la “entrevista” de @anarosaq a Ayuso entenderéis mejor la razón de que no interese en ese plató” escribió Maestre en su cuenta de twitter.