El pasado domingo, Fernando Báez Santana, conocido como el Padre Báez, difundió por redes sociales un mensaje de justificación del asesinato de Anna y Olivia a manos de su padre, Tomás Gimeno, en el que culpa de este suceso a la “infidelidad” de la madre de las niñas, Beatriz Zimmermann.

El párroco considera que el presunto asesino es otra víctima por la ruptura matrimonial y aseguró que las niñas estarían vivas si la madre no hubiera roto el matrimonio. Asimismo llega a decir que «antes el hombre aguantaba a las mujeres aunque se volvieran locas» y que la madre «recoge lo que sembró», considerando que la relación de la madre de las niñas con otra pareja es «robar hijos».

En el texto, retirado por Báez de Facebook, presentaba a Antonio, el segundo nombre Tomás Gimeno, como víctima del sufrimiento al saber que perdería a sus hijas por la ruptura de la relación con Beatriz y la presencia de otro hombre en la vida de la mujer. «Paremos rupturas matrimoniales, reforcemos la fidelidad, no entreguemos hijos de un padre a otro, y evitaremos tragedias», escribía el sacerdote. Y añadía que el asesino «se quitó de en medio para no seguir sufriendo»

El Cabildo de Gran Canaria decidía recabar la documentación necesaria para presentar una denuncia ante la Fiscalía contra Fernando Báez Santana para que investigue y califique los hechos referidos a sus manifestaciones que justifican el último crimen de «violencia vicaria». La Consejería de Igualdad, Diversidad y Transparencia de la Corporación Insular, también se ponía manos a la obra para recopilar las intervenciones del «Padre Báez» en relación a este caso.

Apartado de la Iglesia el cura canario que justificó el asesinato de Anna y Olivia
Apartado de la Iglesia el cura canario que justificó el asesinato de Anna y Olivia

Este jueves, el Obispado de Canarias ha decidido apartar al padre Báez de sus funciones como párroco tras justificar el asesinato de las niñas de Tenerife. Después de que el Obispo de Canarias, José Mazuelos Pérez, tomase esta medida cautelar, Báez ha presentado su renuncia como párroco.

La Diócesis ha explicado en un comunicado que se ha cerrado así la investigación previa sobre las declaraciones del sacerdote sobre el caso de las niñas de Tenerife y su madre. Paralelamente, la Fiscalía ha abierto reciente una investigación sobre las declaraciones en las que justificaba a Tomás Gimeno, el padre y presunto asesino de las niñas.

Además de la primera medida cautelar de apartar a Báez de su oficio de párroco, se le ha prohibido participar en eucaristías y hacer, en su condición de sacerdote, manifestaciones y declaraciones en medios de comunicación o a través de redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA