PharmaMar anunciaba este viernes que uno de sus fármacos antitumorales, en concreto Aplidin, podría servir para evitar la «multiplicación y propagación» de la pandemia del Covid-19.

Aplidin es un medicamento para el cáncer hematológico que Europa rechazó autorizar en 2017. Está aprobado en Australia y en fase de aprobación en Taiwán, Nueva Zelanda y Corea del Sur.

La biofarmacéutica gallega asegura que los resultados de los estudios in vitro del fármaco en el coronavirus humano HCoV-229E, que se comporta de forma muy similar al Covid-19, «han resultado ser positivos» por lo que pedirá realizar las primeras pruebas con pacientes infectados con el Covid-19.

El Aplidin podría conseguir que la propagación de la nucleoproteína N del coronavirus se detenga y no pueda desarrollarse en el cuerpo humano, lo que sería decisivo para combatir al virus.

Por otro lado, Genomica, filial de Pharmamar, ha sacado adelante un kit para detectar 22 enfermedades respiratorias producidas por el virus, entre los que se encuentran tres tipos de coronavirus. 

PharmaMar ha llegado a cotizar a 4,54 euros por acción. Esto supone un rebote del 80,2% frente a su precio de cierre del jueves, en 2,52 euros por título. Aunque después el repunte ha aflojado y finalmente cerraba con una subida del 33%. 

Con estas subidas, la empresa biofarmacéutica revierte la tendencia que le había llevado a perder cerca de una cuarta parte de su valor en Bolsa en menos de tres semanas.