La Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) reúne de nuevo a agricultores/as ecológicos/as, expertos/as en producción ecológica y personas en situación de desempleo en un taller práctico de innovación social para compartir experiencias y aprender de manera colectiva sobre agroecología y producción ecológica.

 

El aprendizaje colectivo y colaborativo entre los distintos actores implicados en experiencias agroecológicas innovadoras es una de las acciones promovidas por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) para que personas en desempleo participen en un aprendizaje innovador, basado en la práctica y no en la teoría, y puedan aprender a través del debate activo y el intercambio de ideas con productores ecológicos y expertos/as en agroecología. En esta ocasión, la Finca La Florentina – una finca de frutales ecológicos de 17 ha situada en La Alcudia (Valencia) – ha albergado el último encuentro de los/as participantes del Banco Laboral Agroecológico en la Comunidad Valenciana.

El encuentro se ha realizado en dos partes diferenciadas, la teórica y la práctica, para que los/as asistentes pudieran fortalecer adecuadamente los conocimientos adquiridos a través de la formación práctica con casos reales, que les permiten conocer de primera mano experiencias agroecológicas de éxito y que, además, les pueden resultar replicables. Así pues, durante la primera parte, se ha realizado una visita a la finca de la mano de Vicent Borràs, agricultor con más de 17 años de experiencia en producción ecológica que les ha contado en primera persona cómo aplica las bases de la agricultura ecológica (AE) en sus cultivos. Así pues, por ejemplo, mientras explicaba la importancia de la biodiversidad, los/as participantes comprobaban in situ cómo este agricultor ha creado un equilibrio en el agrosistema de su finca gracias a, por ejemplo, tener setos de plantas autóctonas mediterráneas como bancales que separan sus cultivos y que, a su vez, hacen de refugio y reserva de alimentos para una gran diversidad de fauna auxiliar.

Otra de las prácticas mostradas por Borràs y de carácter muy importante para fincas con riego localizado (es decir, donde las gomas están enterradas con el fin de aumentar la eficiencia hídrica de la finca), ha sido el incremento de la diversidad vegetal y de su fauna asociada gracias a la creación de cinco charcas naturalizadas. Estas charcas se complementan con flora acustre autóctona y diferentes especies de anfibios. Constituyen puntos de agua vitales para los polinizadores, otros insectos aliados, aves o murciélagos, quienes también encuentran refugio en cajas nido estratégicamente colocadas por toda la finca.

La segunda parte de la acción ha consistido en un taller de reconocimiento de fauna auxiliar y métodos de trampeo con la profesora Rosa Vercher, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural Universitat Politècnica de València. Tras una pedagógica explicación introductoria, los/as participantes han practicado en campos de granada mollar y naranjos distintos métodos de captura de insectos, como por ejemplo las trampas adhesivas (trampas recubiertas con una sustancia pegajosa de color amarillo que actúa como atrayente de individuos adultos) o las trampas pitfall (específicas para especies que tienen por hábito el caminar en el suelo). A pesar de que en su estudio se encontraron pulgones, trips, piojos, ácaros, mosca blanca… ninguna de estas especies era una plaga, sino que sus poblaciones estaban controladas por otros insectos benéficos como coccinélidos, crisopas… (fruto del equilibrio de la biodiversidad) y tratamientos externos como la tierra de diatomeas.

Por último, durante este encuentro se ha hecho hincapié en la importancia de la sanidad del suelo. Tal y como se pudo comprobar durante la visita y práctica, la materia orgánica (MO) es fundamental en AE pues una correcta alimentación del suelo alimentará a la planta. Así se ha demostrado en esta finca, donde en sus comienzos el nivel de MO del suelo era de 0,5% y ahora está entre el 2-3%. El resultado de un suelo sano es un cultivo productivo y resiliente como el suyo.

Esta acción de aprendizaje colectivo ha servido a los/as miembros del Banco Laboral Agroecológico como una nueva oportunidad para aprender a través del intercambio de experiencias y mejorar sus conocimientos en agroecología. Estas actividades (acciones) del proyecto AgroecoInnova Formación agroecológica para el empleo rural del Programa empleaverde de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) con cofinanciación del Fondo Social Europeo (FSE), que tiene como objetivo contribuir a mejorar la cualificación de los desempleados/as en técnicas de producción agraria ecológica para adecuar su perfil laboral a las necesidades actuales del sector de la producción ecológica.

Deja un comentario