Redacción

Hoy se ha debatido en la comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible la propuesta presentada por el GP Unidos Podemos- En comú Podem- En Marea para el establecimiento de medidas encaminadas a reducir las muertes de animales por atropellos en carreteras. La propuesta ha salido adelante con los votos a favor de todos los partidos, salvo el PP, que se ha abstenido. 

El diputado y coportavoz de EQUO, Juantxo López de Uralde, que ha defendido la iniciativa se ha mostrado muy satisfecho ya que “Las colisiones de vehículos contra animales salvajes representa casi el 9% de los accidentes, y esto es fácilmente evitable con la adopción de las medidas necesarias como pasos inferiores, superiores o incluso vallados en ciertos puntos para evitar los atropellos”.

Precisamente ayer, se conoció un nuevo atropello de lince ibérico, el sexto en lo que va de año,que pudiera haberse evitado de estar tomando las medidas oportunas. Los arrollamientos son la primera causa de muerte no natural entre los linces en la península. En 2017 los atropellos causaron la muerte de 31 linces, el 5,8% de su población. “En algunas especies en peligro como el caso del lince los atropellos ponen en riesgo los esfuerzos de conservación realizados y la recuperación de la especie” ha declarado López de Uralde.

La Proposición No de Ley aprobada insta al gobierno a identificar y elaborar un listado de puntos negros de atropellos y a construir pasos seguros para “redirigir a la fauna” y evitar que corran riesgos que supongan la muerte de personas y animales. En el caso concreto de los linces, la PNL urge a implementar en el plazo máximo de tres meses, los convenios de actuación firmados hasta la fecha para la protección de la especie en el marco del proyecto Iberlince, así como a ejecutar las partidas anunciadas desde 2015 (un  plan de 2,5 millones, del que sólo se ha invertido cinco veces menos de lo prometido).

1 Comentario

  1. Los pasos de fauna inferiores y superiores funcionan mejor o peor según las especies, pero reducen riesgos tanto para grandes mamíferos como para los conductores, especialmente en tramos rectos en los que se alcanzan velocidades de circulación elevadas, sin margen de maniobra. Los vallados no son tan buena idea porque limitan el tránsito de individuos y a la larga favorecen el aislamiento de sus poblaciones, con lo que con esta medida sería peor el remedio que la enfermedad.

Deja un comentario