NUEVO SUCESO EN LA PROVINCIA ANDALUZA DEBIDO A LAS CONDICIONES LABORALES DE LOS TRABAJADORES 

La provincia de Jaén está siendo noticia, y no por algo bueno. Las condiciones en las que trabajan muchos inmigrantes son más que precarias y las situaciones derivadas de ello se pueden ver a menudo.

Tras la detención del propietario de una explotación olivarera en Pozo Alcón (Jaén) tras supuestamente abandonar en el centro de salud del municipio el cuerpo sin vida de un inmigrante de 31 años y nacionalidad marroquí, otro suceso relacionado con el mundo de los temporeros ha tenido lugar.

Un trabajador temporal fue agredido por el dueño de la finca en la que recogía aceituna. Mamadú, que así se llama el trabajador, fue trasladado al hospital. Conducía su patrón quien, poco antes, le había apuñalado en la pierna tras negarse a recoger aceituna en una zona muy escarpada de Orcera y sin contar con ninguna medida de seguridad.

El agresor ha sido puesto en libertad con cargos y queda a la espera de un juicio por agresión.