El gobierno argelino ordenó hoy adelantar al 10 de marzo las vacaciones universitarias en lo que parece un intento por contener las masivas protestas contra el régimen del presidente, Abdelaziz Bouteflika, que se suceden en las calles de todo le país desde el pasado 22 de febrero.

En un comunicado publicado a primera hora, el ministerio local de Educación Superior indicó que las vacaciones de primavera, previstas para el 20 de marzo, se adelantan a este domingo pero no explicó por qué razones.

La decisión se produce escasas horas después de que decenas de miles de argelinos volvieran a salir a las calles del país por tercer viernes consecutivo para protestar por la decisión de Bouteflika de optar a un quinto mandato en los comicios del próximo 18 de abril.

Entre semana, las protestas continuaron en las universidades y en las escuelas secundarias, tanto de la capital como de otras grandes ciudades.

Las manifestaciones se producen en ausencia del mandatario, quien fue trasladado el pasado 24 de febrero a Suiza, donde fue ingresado en un hospital sin que hasta el momento se sepa cuál es su verdadero estado de salud.

Bouteflika sufrió en 2013 un derrame cerebral agudo que le dejó físicamente incapacitado.

Desde entonces, no habla a su pueblo, no viaja al extranjero, apenas aparece en público y existen dudas entre la población sobre quien dirige realmente el país.