El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, ha asegurado este sábado que en el debate de los abusos sexuales en la Iglesia, muchos sacerdotes también son “víctimas” de este “comportamiento execrable”, ya que se “contamina” la visión que la sociedad tiene de los religiosos.

Momentos antes de participar en Valladolid en el I debate escolar ‘Construyendo Puentes’, el también obispo auxiliar en esta ciudad ha reconocido a los medios de información que en este asunto de los abusos en la Iglesia hay que trazar “varias líneas rojas”.

La primera de ellas la del “respeto total a las víctimas”, de ahí que haya instado a la Iglesia a “acoger” la situación de todas estas personas y haya apelado a la necesidad de “transformar la cultura de la indiferencia” y la de que “los trapos sucios se lavan en casa”.

Del mismo modo, Argüello ha defendido que es esencial situar el contexto de estos hechos tan “graves” dentro “de los problemas de nuestra sociedad”.

Por este motivo, el portavoz de la Conferencia Episcopal ha sostenido que en este debate hay otras víctimas, como los “tantísimos sacerdotes que tienen un comportamiento intachable” al servicio de los demás en sus comunidades cristianas y son víctimas de ver “cómo se contagia este comportamiento execrable de algunas personas” a la “visión general” de la sociedad.

Es esta una “contaminación” que acaba afectando a una “vida de servicio y entrega a los demás” por parte de “tantísimos hombres y mujeres consagrados”, ha subrayado el obispo auxiliar.

Deja un comentario