La sexta semana del juicio del «procés» ha comenzado este martes pasadas las 9.30 horas con el turno del exsubsecretario de Hacienda Felipe Martínez Rico, que abre una tanda de declaraciones, centrada principalmente en los registros de la Guardia Civil el 20 de septiembre de 2017 y en el análisis de correos electrónicos.

Vídeo Recomendado:

La declaración de Rico, que tuvo que ser pospuesta el pasado jueves, irá encaminada a responder sobre el posible uso de fondos públicos para el 1-O pese a la intervención de las cuentas de la Generalitat.

Tras él comparecerá David Badal, funcionario del Departamento de Trabajo de la Generalitat, para dar paso a los guardias civiles que intervinieron en algunos registros clave para la causa, como el del domicilio de Josep María Jové, mano derecha del exvicepresident Oriol Junqueras.

En ese registro se incautó la famosa agenda Moleskine y el documento Enfocats que, supuestamente, detallaban la hoja de ruta unilateral a la independencia y de los que todos los acusados se han desvinculado.

También declaran este martes los agentes que registraron el despacho del exsecretario de Hacienda Lluis Salvadó, los que entraron en el departamento de Exteriores y también algunos de Unipost, así como aquellos que analizaron los correos electrónicos intervenidos a la exconsellera Dolors Bassa.