Inés Arrimadas, ha abierto la puerta a que Ciudadanos negocie una lista conjunta entre PP y Ciudadanos por el anuncio de unas elecciones catalanas. Esta posibilidad llega después del batacazo electoral en las pasadas generales en las que el partido naranja pasó de los 57 a los 10 diputados. «Siempre voy a poner los intereses de mi país encima del de mi partido» y eso «requiere colaboración, con distintas fórmulas en cada momento», defiende ahora Arrimadas. Lo hizo en un desayuno informativo de su compañero de partido y vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. La portavoz de la formación en el Congreso de los Diputados ha defendido que «hay que hablar de todo» teniendo en cuenta «que la ley electoral mata a los constitucionalistas en Catalunya», pero ha defendido que Ciudadanos «tiene un espacio propio de centro liberal de progreso, moderno y reformista». La respuesta oficial de Ciudadanos a esta opción había sido hasta ahora la de rechazar una coalición amplia con el PP, que ya la propuso para las generales del 10 de noviembre, y que planea desde hace meses integrar a Ciudadanos en sus filas y acabar así con uno de sus dos competidores. «Pido una reflexión sosegada de que esto sea siempre pensando en el interés de España, no solo cuando a algunos les convenga. Creo que esto merece una reflexión que no se despacha con una respuesta informativa», ha defendido Arrimadas para no tener que dar una respuesta cerrada. También la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, se ha pronunciado en este sentido a la entrada del desayuno informativo de Aguado. Villacís ha defendido que «hay que analizar todos los escenarios, porque el reto más importante no es ni PP ni Cs, es vencer al independentismo, y no se puede descartar ningún escenario».