En declaraciones a los periodistas antes de abrir su campaña, ha prometido defender la democracia y afrontar este tipo de acciones, que, según ella, están jaleadas por la CUP: «Estamos cansados de que el totalitarismo separatista ataque al constitucionalismo».

También ha dicho que están a 15 días de «hacer historia» y de echar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y ha añadido que son las generales más importantes de la etapa democrática, y una oportunidad para que por primera vez no gobierne PSOE ni PP.

Ha insistido en que su objetivo es «quitar las llaves del país a quienes quieren romper» España, y Cs quiere repetir lo que consiguió en las elecciones andaluzas: que el PSOE deje de gobernar.

«Salimos a hacer historia, como hicimos aquí ganando en las urnas al nacionalismo», ha añadido en referencia a las elecciones catalanas de 2017, que Cs ganó, aunque el independentismo sumó mayoría absoluta en escaños.