La candidata de Ciudadanos (Cs) al Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas, ha recriminado hoy al líder del PP, Pablo Casado, sus «cachondeítos» y que haga de «graciosillo» con respecto a Albert Rivera, y ha aconsejado a los populares que no vayan «de sobrados».

En un acto político en Alicante con un centenar de cargos, militantes y simpatizantes, Arrimadas se ha referido de esta forma implícitamente a la reciente oferta de Casado al candidato a la Presencia de Cs de ser ministro de Exteriores, y ha recordado al popular que «la situación» en España no está para «bromitas».

Arrimadas ha señalado, además, que Casado «no ha trabajado nunca fuera de la política y se permite estos cachondeítos» en unas elecciones en la que los españoles se juegan «todo» por haber el riesgo de un posible Gobierno socialista apoyado en populistas y separatistas.

En un «ejercicio de responsabilidad», ha proseguido Arrimadas, «Rivera ha tendido la mano al PP» para un futuro gobierno de coalición para evitar la «vergüenza» de que haya un nuevo Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez.

Para la política de Cs, el socialista «no tiene escrúpulos para seguir en La Moncloa», por lo que las elecciones generales del 28 de abril son «de emergencia nacional para sacar al sanchismo con votos».

También se ha referido a las recientes declaraciones del líder del PSC, Miquel Iceta, sobre una hipotética independencia, y ha opinado que el socialista tiene la virtud de «cascar» antes que nadie los planes de Pedro Sánchez.

De esta forma, ha apuntado, «el sanchismo ha puesto fecha de caducidad a España» al situar la independencia cuando haya un respaldo del 65 por ciento en Cataluña, y frente a esto ha animado a poner fin al Gobierno de Sánchez el 28-A.

Sobre el presidente del Gobierno también ha criticado todas sus «cesiones» a los independentistas y populistas en los últimos meses para continuar en el Gobierno.

Arrimadas teme que, si vuelve a salir reelegido, «Sánchez en cuatro años más se pueda cargar España dejando la Economía a (Pablo) Iglesias y (Pablo) Echenique».

La política de Cs ha defendido las «mismas oportunidades» para todos los ciudadanos independientemente de la comunidad en la que vivan, y ha culpado al bipartidismo del PP y PSOE de los problemas endémicos del país.

Con motivo de su visita a la Comunitat Valenciana, también ha advertido de que las políticas nacionalistas del gobierno presidido por Ximo Puig hacen que aquí «estéis igual que en Cataluña hace diez años», sobre todo en materia educativa, lingüística y por la manipulación de À Punt, a la que ha denominado «TeleCompromís».

Junto a Arrimadas, han tomado la palabra en el mitin de Alicante el candidato a la Generalitat Valenciana, Toni Cantó, y la cabeza de cartel al Congreso por esta circunscripción, Marta Martín.

El primero ha prometido reducir las consellerias del Consell de las actuales diez a tan solo siete, entre ellas la de Transparencia, dirigida por Compromís, a la que ve como un «chiringuito» para «enchufados».

DEJA UNA RESPUESTA