Dos trabajadores de la ONG Servicios de Auxilio Católico (CRS) fueron asesinados a tiros en un ataque perpetrado por hombres armados en la región de Amhara, en el noreste de Etiopía.

La organización informó que Chuol Tongyik, gerente de seguridad, y Amare Kindeya, conductor, fueron asesinados en un vehículo mientras regresaban a Adís Abeba después de una misión. La identidad de los atacantes aún no ha sido revelada.

La organización lamentó la muerte de sus compañeros y expresó su tristeza por esta violencia sin sentido. El representante del CRS en Etiopía, Zemede Zewdie, reiteró el compromiso de la organización para continuar trabajando en apoyo del pueblo de Etiopía, a pesar del trágico suceso.

Asesinados dos miembros de una ONG por un grupo armado en Etiopía
Asesinados dos miembros de una ONG por un grupo armado en Etiopía

Aunque se desconocen los detalles de este asesinato, este hecho se suma a la tensión que se vive en la región de Amhara. El pasado fin de semana, miles de personas se manifestaron en varias ciudades de la región contra los planes del Gobierno central etíope de disolver las diferentes fuerzas especiales de cada región e integrarlas en el Ejército federal o la Policía. En varios lugares, algunos soldados de las tropas amharas expresaron su enfado disparando al aire, y los manifestantes cortaron las carreteras.

Etiopía ha estado enfrentando una crisis política y humanitaria desde el inicio del conflicto en la región de Tigray en noviembre de 2020, que ha dejado miles de muertos y cientos de miles de desplazados. La violencia se ha extendido a otras regiones del país, incluyendo Amhara y Afar, donde se han registrado enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y las fuerzas rebeldes.

La situación de inseguridad en Etiopía ha sido motivo de preocupación para la comunidad internacional, que ha instado a las partes en conflicto a buscar una solución pacífica y a garantizar la protección de los civiles y los trabajadores humanitarios en el país. La muerte de los trabajadores del CRS es un triste recordatorio de la peligrosa situación que enfrentan los trabajadores humanitarios en el país, quienes se arriesgan diariamente para brindar asistencia a las personas más vulnerables.

DEJA UNA RESPUESTA