El defensor ambiental y jefe de la comunidad nativa San Juan de Pachitea (Huánuco), Vilca Ampichi López, fue asesinado a punta de disparos la noche del lunes 5 de diciembre.

Su cuerpo fue hallado con 14 orificios al interior de un motocarro en la carretera que da acceso a su comunidad, ubicada en el distrito de Yuyapichis, provincia de Puerto Inca.

Así lo dio a conocer Inforegión, que informa que el asesinato ocurrió en presencia de su esposa, quien lo acompañaba en el motocarro. Los asesinos fugaron hacia la carretera Fernando Belaunde Terry.

Foto: Vilca Ampichi (al centro). Inforegión
Foto: Vilca Ampichi (al centro). Inforegión

El cuerpo de Vilca Ampichi, de 45 años, fue conducido a la Morgue Central del Instituto de Medicina Legal de Ucayali para realizar la necropsia y proseguir con las investigaciones del caso.

La víctima laboraba como técnico de enfermería en la Red de Salud Puerto Inca, entidad que lamentó la noticia y expresó sus condolencias a los familiares de Ampichi vía Facebook.

“El director, personal asistencial y personal administrativo de la Red de Salud Puerto Inca, expresamos nuestro sentir por la pérdida de nuestro profesional de la salud”, manifestaron.

Defensores desprotegidos

Con el asesinato de Vilca Ampichi, ya son más de 30 defensores ambientales asesinados en los últimos tres años en Perú.

Aunque la cifra se incrementa cada año, los recursos que destina el Gobierno para proteger a los defensores ambientales siguen siendo insuficientes.

La asociación CooperAcción advirtió que para el 2023 el presupuesto fiscal, aprobado por el Congreso, apenas prevé destinar S/ 45 mil para promover la protección de estos defensores del ambiente.

Activistas pedían recursos por S/ 70 millones: S/ 50 millones para ser destinados al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y los S/ 20 millones restantes al Ministerio del Interior, en favor de los defensores.

Publicado originalmente en Servindi

DEJA UNA RESPUESTA