En su primera intervención Macarena Olona en el reciente debate mostró un «libro» y reprochó al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que los escolares de Primaria de «diez u once años» de las familias que «no pueden pagar colegios» aprendan sobre la masturbación en las escuelas.

«Se enseña en los públicos y en los concertados», ha insistido sobre un tema en el que ha asegurado que llamaría a la Policía Nacional si un hombre o una mujer se acercara en el parque a su hijo y le hablara sobre ello.

“En primaria, niños de 11 años, ¿Quiere usted leerlo? Lo que le está enseñando la Junta a los niños de siete años en este momento, de 10 años, ¿Quiere leerlo porque a mí me da pudor?”, le espetó al candidato del PP, Moreno Bonilla.

″¿Qué es la masturbación? De madre a padre. Esto enseñárselo a los niños de 10 años. Si a su hijo, si a sus hijos, si a mi hijo se le acerca un hombre o una mujer en el parque y le habla de la masturbación llamaría a la policía nacional”, afirmaba ante la sorpresa de todos Olona.

De este modo echaba en cara a Juanma Moreno que él a este tipo de gente que denunciaría ante la policía los ha metido en las clases: “Han metido a esas personas del parque en las aulas andaluzas”.

Como respuesta la candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, hizo una defensa férrea del autoplacer parafraseando a Woody Allen: «Que nadie diga nada en contra de la masturbación, porque al fin y al cabo es hacer el amor con quien más te quiere».

″¿A niños de 10 años?”, preguntaba la candidata de ultraderecha.

“Sí, sí. Claro. Defiendo el derecho que asisten a los niños y a las niñas a tener educación sexual en las escuelas. Eso está regulado por ley. Y precisamente la educación sexual sirve para defender su libertad sexual de situaciones de acoso que se producen fuera que tienen que poder reconocer e identificar”, finalizaba Rodríguez.

Sin embargo, elDiario.es ha desvelado que no es un libro, sino » un cuadernillo de educación afectivo-sexual que edita el Ayuntamiento de Sevilla, que no forma parte del programa educativo obligatorio y que se incluye como oferta complementaria para los centros o aulas que quieren abordar la cuestión».

El texto incide en que “las relaciones sexuales deben estar basadas en el respeto, la igualdad y la responsabilidad, independientemente del sexo de las personas”, y que “cada persona es dueña de su cuerpo: nadie puede tocarlo sin su consentimiento; si no, estaríamos hablando de abuso y/o agresión sexual”. Por ello, recuerda que “no hay que dejarse engañar ni amenazar, ni que otras personas impongan sus deseos”.

«El cuadernillo, que hace especial hincapié en reforzar la autoestima de los escolares, enmarca la sexualidad en un contexto que relaciona con conceptos como afectos, sentimientos, emociones, amor o ternura. Asimismo, además de animar a los chavales a abordar estas cuestiones también con su familia, se detiene en repasar los cambios que se producen en el cuerpo con la pubertad», indica el medio.

DEJA UNA RESPUESTA