La nueva norma de salud sexual y reproductiva ya solamente tiene el Senado como escollo para que pueda comenzar a aplicarse después de que en la Cámara Baja se apruebe con 190 votos a favor, 154 en contra y 5 abstenciones.

En concreto en el Congreso todos los grupos políticos han respaldado la medida, menos PP, Vox, Ciudadanos y el resto de las derechas.

El documento aprobado amplifica la norma de 2010, que se comenzaría a aplicar durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.

El punto polémico, en concreto, permite a las jóvenes de entre 16 y 17 años abortar sin necesidad de permiso paterno.

No obstante, el texto recoge otras claves que modificarán la legalidad vigente, como la creación de un registro de objetores de conciencia que desde la oposición han calificado de “lista negra”, pero que pretende catalogar los médicos disponibles en el contexto saniatrio.

De este modo se pretende que las mujeres puedan abortar en la sanidad pública y en su hospital más cercano.

También implicará la facilitación a los métodos anticonceptivos y la píldora del día después, además de la aplicación de las bajas por menstruación dolorosas.

1 Comentario

  1. . . . Las libertades, si son libertades habrá que usarlas cuando humanamente sean necesarias. Una ley necesaria que ya tarda en ser aprobada. A los hombres, también nos interesa su aprobación. Dar las gracias, a aquellas personas que se manchan por el resto en la lucha por la «igualdad».

DEJA UNA RESPUESTA