Borrador automático

A las 19.00 horas de ayer lunes, un incendio en la catedral de Notre Dame de París paralizaba por completo la capital francesa, que presenciaba atónita cómo las llamas devastaban uno de los iconos más característicos de la ciudad.

Tras dar el incendio por controlado, el presidente reconocía que su intención era reconstruir Notre Dame cuanto antes, anunciando una campaña de recolección de fondos, tanto en Francia como en el extranjero, para la reconstrucción de la catedral.

El incendio ha causado importantes daños tanto en la estructura de la iglesia como en su interior, desde la famosa aguja central de la catedral hasta la arquitectura artística. A pesar de que las obras más valiosas de la catedral han sido protegidas, tal y como daba a conocer el comandante de bomberos de París, el general Jean-Claude Gallet, el interior del atrio “está destrozado” y el techo ha caído por completo.

Entre las distintas fotografías del devastador incendio destacan las tomadas por Philippe Wojazer, que muestran cómo ha quedado el interior de la famosa catedral. Según han dado a conocer las autoridades, la mayor parte del daño se encuentra en el techo, pero algunos escombros cayeron en la zona del altar mayor. Por suerte, las reliquias que atesora el tempo, como la corona de espina de Cristo, no se han visto afectadas.

Deja un comentario