Eldiario.es


El gremio Auténticos Abogados del Paraguay (AAP) presentó este martes en la Mesa de Entrada de la Cámara de Diputados una solicitud de juicio político al presidente del país, Mario Abdo Benítez, por «mal desempeño de sus funciones y tráfico de influencias», según consta en el documento.

El representante de AAP, Juan Prieto, dijo a Efe que el motivo principal que les llevó a pedir el juicio político fue que «este presidente está protegiendo a su hermano en Hacienda», en alusión al titular de esa cartera, Benigno López, hermano de Abdo Benítez por parte de madre y cuestionado por su pasada labor al frente de la Seguridad Social.

En las cinco hojas de la solicitud de pedido de juicio político, la AAP, junto con la Asociación de Protección de Usuarios de Servicios Públicos, Derivados y Afines del Paraguay (Proteger Py), exponen los supuestos hechos de corrupción de López durante su gestión del Instituto de Previsión Social (IPS), entre 2014 y 2018.

Responsabilizan además a Abdo Benítez por mantenerle en el cargo de ministro.

«Si el presidente de la República aún no ha ordenado su destitución, funge de estar cometiendo tráfico de influencias, al proteger en el cargo a un familiar», se puede leer en el escrito.

Los solicitantes del juicio político también alegan en el documento que el mandatario está «violando las disposiciones constitucionales» al mantener al frente de Petróleos Paraguayos (Petropar) a Patricia Samudio, quien transfirió a bancos de plaza «bienes fungibles pertenecientes al Estado paraguayo», según AAP y Proteger Py.

Prieto señaló a Efe que con esta petición pretende «que se lleve a Abdo Benítez a juicio político y se vuelvan a convocar elecciones».

Asimismo, aseguró que no ha hablado con ningún legislador y que se han limitado a seguir los procedimientos habituales para este tipo de pedidos.

La solicitud de juicio político pasará ahora a la Secretaría General de la Cámara de Diputados, que deberá incluirla entre los asuntos entrados del orden del día de la sesión legislativa.

El presidente de la Cámara, en este caso el diputado Pedro Alliana, del Partido Colorado, al igual que Abdo Benítez, deberá decidir a que comisión deriva la petición, si a la de asuntos constitucionales o legislativos, para su estudio.

La Comisión encargada decidirá si dar dictamen o no al pedido y, una vez pasado ese trámite, se trataría en el plenario, aunque el proceso puede llevar su tiempo, según informaron a Efe desde Diputados.

El juicio político más reciente a un presidente fue a Fernando Lugo, de la formación de izquierda Frente Guasu, en 2012, por la matanza de Curuguaty, en la que murieron 17 personas.

El hecho sirvió de base al entonces opositor y hoy gobernante Partido Colorado, en alianza con el Partido Liberal (actual líder de la oposición) para impulsar la destitución de Lugo mediante un juicio político por mal desempeño de sus funciones.

Ver en Eldiario.es