La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH) ha rechazado hoy la experimentación realizada entre 2016 y 2017 con 41 presos de las cárceles de Huelva y Córdoba, paralizada cautelarmente por el Ministerio del Interior.

La asociación sostiene que tanto el Derecho internacional como la legislación española prohíben la experimentación con personas presas al haber vulnerado el principio de trato humano, según ha indicado en un comunicado.

El defensor del pueblo, Francisco Fernández Marugán, anunció ayer que abrirá una actuación de oficio para investigar el tratamiento con estimulación cerebral al que fueron sometidos 41 presos en Huelva y Córdoba en un trabajo realizado durante 2016 y 2017, actualmente suspendido.

La investigación desarrollada en las prisiones andaluzas «también puede vulnerar el Reglamento Penitenciario», según la APDH.

Tanto la Asociación Pro Derechos Humanos como el Defensor del Pueblo han puesto en duda «la voluntariedad» para participar en el proyecto de una persona dentro de una institución cumpliendo condena.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario