Asturias continúa su buena racha y sigue sin registrar ningún nuevo positivo por coronavirus desde hace 14 días, según los informes del Ministerio de Sanidad.

Catorce días son los que se fijaron para las cuarentenas o cambio de fase al ser el periodo de incubación del virus de entre cinco o seis días hasta las dos semanas. Y aunque se supone que la transmisión estaría eliminada los epidemiólogos prefieren añadir otros 14 días para estar completamente seguros.

Con una población de un millón de habitantes, Asturias solo tiene un paciente en planta y seis en cuidados intensivos y aunque sus cifras siempre fueron mucho más bajas que las de cualquier otra parte del territorio español todavía prefiere mantener la prudencia.

Lo que ahora preocupa son las segundas residencias donde a partir de esta semana llegarán los veraneantes que durante todo el año viven fuera de Asturias aumentando así las posibilidades de que se reintroduzca el virus.

En el resto de España la situación es muy diferente. Nuestro país tiene activos más de una veintena de brotes. Preocupan sobre todo el registrado en Zaidín (Aragón), que ha hecho que Huesca y Zaragoza vuelvan a la fase 2 y el de un centro de acogida de Cruz Roja en Málaga con hasta 93 positivos.

La nueva normalidad que empezó en Galicia y se ha extendido por toda España a partir del 21 de junio ha supuesto la recuperación de libertad de movimientos por lo que ante posibles rebrotes es muy importante detectarlos, aislarlos y controlarlos para evitar retroceder.

Se han registrado focos activos, la mayor parte de ellos controlados, en País Vasco, Cataluña, Castilla y León, Andalucía, Galicia, Murcia, Canarias, la Comunidad Valenciana, Extremadura, Cantabria y Navarra.