Según indica Vázquez, su «delito» fue «llevar el pelo largo». 

El concejal de Compromís en el Ayuntamiento de Burjassot (Valencia) Ángel Vázquez sufrió una agresión homófoba el viernes por la nocheen Valencia, cuando dos individuos le insultaron y le pegaron una paliza, partiéndole el labio, las dos cejas y las gafas.

Según ha explicado en su cuenta de Twitter, Vázquez relata que cuando estaba buscando el coche después de cenar con unos amigos se cruzó con «dos energúmenos» que le dieron una paliza mientras proferían insultos como «marica asqueroso». Como él mismo indica, su «delito» fue «llevar el pelo largo».

Compromís ha condenado la agresión homófoba sufrida por su compañero en un comunicado, que fue «atacado con total impunidad» por un grupo de personas al grito de «maricón de mierda». «El odio y la intolerancia no tienen cabida» en la sociedad valenciana. «Rechazamos y lamentamos que dentro de nuestras instituciones haya políticos que con sus discursos homófobos, machistas y racistas, legitimen la violencia y fomenten el odio contra las personas por razones de orientación sexual, de género o de color de piel», añaden en la nota.

Por este motivo, Compromís anuncia que presentará iniciativas en Les Corts Valencianes y otras instituciones para «condenar estas agresiones ‘lgtbifóbicas’ e instar al Gobierno central a aprobar una Ley Lgtbi estatal que desarrolle medidas contra los delitos de odio y la discriminación de las personas Lgtbi. Contra «LGTBIfobia, tolerancia cero», finaliza el comunicado.

El Ayuntamiento de Burjassot también ha condenado la agresión homófoba en un comunicado y ha manifestado que es «inadmisible la violencia de cualquier forma, pero todavía es más inadmisible la violencia por cuestiones de género o sexo». Ha señalado que los intolerantes «no tienen cabida» en la sociedad, donde «hombres y mujeres deben poder andar por la calle con total seguridad a la hora que deseen sin tener miedo o estar condicionados por su aspecto físico o condición sexual».

 

DEJA UNA RESPUESTA