Nuevo golpe judicial a Hermann Tertsch. El juez de la Audiencia Provincial de Zamora ha desestimado finalmente su recurso y confirma, de esta forma, la condena que le obliga a pagar 15.000 euros al padre de Pablo Iglesias por haberlo difamado.

Los magistrados consideran que el dirigente de la formación de extrema derecha cometió una “intromisión ilegítima y una vulneración del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen” del demandante, y confirman la condena que le impuso en mayo de 2019 el juzgado de Primera Instancia número 2 de Zamora.

La sentencia condena al eurodiputado de Vox al desmontar todas las alegaciones del eurodiputado, que el 5 de marzo de 2018 escribió el tuit objeto de la disputa. “Del nombre de este policía tampoco se acuerda nadie. José Antonio Fernández Gutierrez, asesinado por el FRAP, grupo terrorista comunista, el 1 de mayo de 1973. Entre los miembros detenidos después estuvo el padre de Pablo Iglesias. Como llegó la amnistía nunca fue acusado nadie”, indicaba el eurodiputado de extrema derecha.

“Contituye una injerencia en el derecho al honor por no estar amparado por el derecho a la libertad de expresión”, subraya la Audiencia, que rechaza así el recurso presentado por el dirigente de Vox y le impone el pago de 15.000 euros a Francisco José Iglesias por “daños y perjuicios”.

El padre del líder de Podemos explica que perteneció a una organización que posteriormente se integraría en el FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota), pero que dejó la militancia cuando se formó precisamente dicho grupo.

Hace apenas dos meses, el Tribunal Supremo también ratificó otro fallo contra Terstch por insultar, en este caso, al abuelo del líder de Podemos.