Este jueves el portal de noticias The Telegraph ha publicado la exclusiva de la celebración de dos fiestas de despedida en las dependencias de Downing Street durante la víspera del funeral del duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, a pesar de las restricciones vigentes en aquel momento. Estas dos nuevas fiestas añaden aún más presión sobre Boris Johnson asediado por las revelaciones acerca de supuestas infracciones en Downing Street.

En la noche del 16 de abril de 2021 unas 30 personas participaron en dos fiestas de despedida, en las que, según testigos, se consumió alcohol y hubo bailes y música hasta altas horas de la madrugada. Las celebraciones homenajeaban a James Slack, exdirector de comunicación de Johnson, quien partió para asumir el puesto de subdirector en el diario sensacionalista «The Sun», y a uno de los fotógrafos personales del jefe de Gobierno.

Desde la oficina del número 10 han negado los hechos ocurridos ese día, aunque sí confirmaron que Slack, «dio un discurso de despedida» para agradecer a sus colegas antes de asumir su nuevo cargo en el periódico. Aquel día, según The Telegraph, el primer ministro no se encontraba en su residencia oficial, ya que pasaba el fin de semana en su finca de campo, en Chequers.

Aumenta la presión sobre Boris Johnson al revelarse dos nuevas fiestas en Downing Street / Imagen: Getty Images
Aumenta la presión sobre Boris Johnson al revelarse dos nuevas fiestas en Downing Street / Imagen: Getty Images

Este nuevo escándalo coincide con la filtración de un vídeo de Johnson compartido por el usuario de Twitter Henry Dyer en el que se le puede ver bailando supuestamente con la entonces presidenta de la Asamblea de Londres, aunque falta saber si fue antes o durante la pandemia.

También ha aparecido una fotografía de Johnson bailando en plena pista con Darren Johnson, quien ha explicado que eso sucedió en la fiesta de Navidad del 2009, no en la fiesta de Navidad de Downing Street durante el cierre en el 2020, a la cual no fue invitado.

La alta funcionaria Sue Gray está investigando la celebración de festejos y otras posibles vulneraciones de la normativa contra la covid-19 en el Ejecutivo de Johnson, mientras la oposición ha pedido abiertamente su dimisión, a la que se han sumado voces de su mismo Partido Conservador, como el líder tory en Escocia, Douglas Ross.

Johnson pidió “disculpas” el pasado miércoles en el Parlamento por su participación en una fiesta en mayo de 2020 en Downing Street y trató de justificarse asegurando que pensaba que se trataba de una reunión de trabajo y que no pasó más de 25 minutos en el jardín donde tenía lugar el festejo, que había sido convocado por su secretario personal.

Primeras filtraciones

Las primeras filtraciones que están hundiendo la carrera política de Johnson vienen de quien había sido su gran hombre de confianza: Dominic Cummings, cesado de su cargo por los rumores de que podría haber filtrado información confidencial.

El exasesor insinuó que tenía información sobre lo que pasaba en Downing Street cuando se desató la pandemia, como la celebración de una fiesta en el Downing Street el 20 de marzo del 2020. Además, calificó Johnson de «incompetente», «loco» y «poco ético».

DEJA UNA RESPUESTA