La consultora de energía y carbono RepuTex asegura que con las políticas actuales el 50% de la energía producida en Australia será renovable dentro de diez años y esta cifra aumentaría en un 40% más para 2040.

Según un análisis publicado por la consultora, el país oceánico podría en 2040 obtener el 90% de la electricidad con energías renovables y ello no conllevaría una subida de precios.

Tal y como indica RepuTex gracias a la inversión impulsada por políticas estatales, incluidos los objetivos de energía renovable en los estados orientales de Victoria y Queensland, será posible mantener bajos los precios de la electricidad al por mayor durante la presente década.

Si embargo, un cierre de las viejas centrales eléctricas de carbón elevaría los precios al por mayor en la década de 2030 en ausencia de una política federal que incentive la inversión.

«A medida que se ponen en marcha nuevos proyectos de energía renovable y almacenamiento como Snowy 2.0, junto con la absorción continua de recursos a pequeña escala, los volúmenes tradicionales de carbón negro y la capacidad de gas probablemente se erosionen», dijo el jefe de investigación de RepuTex, Bret Harper.

Para evitar el aumento de precios RepuTex ha propuesto un escenario de cambio gradual basado en un presupuesto de emisiones para el sector eléctrico que llevaría a Australia a tener un sistema de energía descarbonizado en 2050, en línea con el compromiso establecido en el acuerdo de París de mantener el incremento de la temperatura global por debajo de 2ºC .

RepuTex pronostica que este escenario llevaría a Australia a alcanzar un 70% de generación de energía renovable para 2030 y un 90% en 2040.

«Lo más interesante es que podemos tener este sistema de energía descarbonizado y no costará nada más», explicó Bret Harper, jefe de investigación de RepuTex. «De hecho, cuesta un poco menos», concluyó.