Las autoridades rusas han anunciado la identificación de los restos de los 74 ocupantes del avión militar Il-76 que fue derribado la semana pasada en la región rusa de Bélgorod, transportando a bordo a 65 prisioneros ucranianos, según informaron este jueves fuentes locales.

El Comité de Instrucción ruso informó en un comunicado que se recuperaron más de 670 fragmentos de cuerpos de las víctimas y documentos personales parcialmente conservados en la zona del siniestro.

Los resultados de análisis genéticos confirmaron que los restos pertenecían a los seis miembros de la tripulación, tres escoltas rusos y los 65 prisioneros ucranianos que iban a ser intercambiados por militares rusos.

Autoridades rusas identifican a todos los ocupantes del avión militar Il-76 derribado
Autoridades rusas identifican a todos los ocupantes del avión militar Il-76 derribado

En el Comité de Instrucción señalaron que a todos los prisioneros se les toma «muestras de material genético», por lo que los investigadores tenían a su disposición los «perfiles genéticos de todos» los ucranianos a bordo del Il-76.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, acusó a Occidente de desinterés en una investigación internacional del incidente, señalando que no estarían interesados en encontrarse a sí mismos en dicha investigación. Peskov hizo referencia a las afirmaciones rusas de que el avión fue derribado por misiles suministrados a Ucrania por países occidentales.

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que se ha determinado con precisión que el Il-76 fue derribado por un misil antiaéreo estadounidense Patriot.

«El avión fue derribado, eso ya fue establecido con precisión, por un sistema antiaéreo Patriot. Lo estableció el peritaje», afirmó del líder ruso.

Por su parte, Kiev, aunque confirma la preparación de un intercambio, sostiene que el avión transportaba armamento y no prisioneros de guerra. Las tensiones persisten entre Rusia y Ucrania en medio de acusaciones y disputas sobre los eventos que llevaron al derribo del avión militar.

El trágico suceso ha dejado una huella significativa, no solo por la pérdida de vidas, sino también por la complicada relación entre Rusia y Ucrania. Mientras las autoridades rusas insisten en la versión de un misil antiaéreo estadounidense como la causa del derribo, la comunidad internacional sigue observando con atención la escalada de tensiones en la región.

DEJA UNA RESPUESTA